SALVADOREÑOS

 

El Presidente Mauricio Funes continúa con su plan de crear, con respaldo de Naciones Unidas, una comisión investigadora que haga investigaciones sobre crimen organizado en un afán de compensar el deficiente trabajo de la Fiscalía General de la República.

El gobernante reveló este martes que el proyecto contempla crear una comisión con respaldo internacional que dependa del Ejecutivo y no que pretenda asumir las funciones que ya tiene la Fiscalía. “Estoy creando una comisión que no está investida de poderes especiales sino que de un respaldo especial porque es asesorada por Naciones Unidas y por gobiernos que cooperaron en la creación de una comisión similar en Guatemala”, dijo Funes, haciendo referencia a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

La semana antepasada, El Faro reveló que el gobierno tiene en camino un proyecto que en la práctica crearía una especie de superfiscal, aunque sus pesquisas no tendrían carácter vinculante para la justicia salvadoreña, porque según la Constitución la acción penal es una atribución exclusiva de la Fiscalía.

El plan nace de la necesidad de contar con una institución que esté a la altura de las circunstancias, dado que El Salvador, aparte de haber sido el país más violento de América en los últimos cinco o seis años, enfrenta el embate del crimen organizado. Las fuentes de El Faro que revelaron el proyecto mencionaron como prueba de la necesidad de una institución que le haga una especie de competencia a la Fiscalía, el hecho de que cuando le llegó el turno de mostrar sus resultados en la lucha contra el crimen organizado, Romeo Barahona solo pudo exponer la desarticulación de una clica.

El Faro reveló también que Barahona se negó a recibir a una misión de la ONU que vino a El Salvador para discutir las posibilidades de una comisión internacional que le auxilie en la investigación.
Barahona dijo esta semana a El Diario de Hoy que consideraría inconstitucional la creación de una CICIG salvadoreña que haga el mismo trabajo que corresponde a la Fiscalía.

Funes vino este martes al encuentro de las palabras del fiscal, explicando que la comisión investigadora dependería del Ejecutivo y que no ve por qué podría tener vicios de inconstitucionalidad. Enumeró como argumento la existencia de varias comisiones en el pasado, como la que se dedicó a investigar las más graves violaciones a los derechos humanos durante la guerra (Comisión de la Verdad) o la que en 1995 investigó los escuadrones de la muerte (Grupo Conjunto)
Funes dijo que ya sería decisión del fiscal aceptar o ignorar lo que le presenten los investigadores. “Los resultados de la investigación que lleva a cabo esta comisión, el Ministerio Público tiene toda la libertad de tomarlos en cuenta o no tomarlos en cuenta, solo si los toma en cuenta los oficializa cuando abre un expediente y se presenta ante los tribunales para incriminar a una persona o a un grupo de personas”, dijo Funes.

El sábado antepasado, el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, dijo que estima que en abril estará listo el borrador del proyecto y desestimó los reclamos de Barahona de que la salida está en proveer más recursos a la Fiscalía. “No vamos a inventar el agua tibia”, dijo Martínez. Y ante la renuncia del fiscal a que se cree el equipo internacional, el canciller también rebatió diciendo que la idea es anteponer las necesidades del país en esta materia. “Lo importante no es el color del gato, sino que cace los ratones”, sentenció. (Fuente: El Faro.net)

1 Comment for this entry

  • daigoumee says:

    It’s really a nice and helpful piece of information. I’m glad that you shared this helpful info with us. Please keep us informed like this. Thanks for sharing.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *