EL EVANGELIO EN MARCHA

Las pruebas de los ministros: un propósito especial

Por: Boris López, Tabernáculo Bíblico Bautista, Manassas, Virginia (borislopez986@yahoo.com)*

 

“Porque según pienso, Dios nos ha exhibido a nosotros los apóstoles como postreros, como a sentenciados a muerte; pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres”. 1 COR 4:9

 

Últimamente he conocido de muchas congregaciones que se muestran sorprendidas porque a sus pastores les ha llegado la prueba, es decir, situaciones en las que se ven realmente en problemas, desde casos de enfermedad, problemas legales, deportaciones, etc. y no me interesaría el tema a no ser porque los miembros de las Iglesias van a sufrir un conflicto de fe con respecto a lo que sucede.

Pero debo decir que el pastor no es diferente a la oveja, es lo mismo, es decir, es un cristiano normal en su trato con Dios, tiene una vida en la que Dios lo trata igual que a otro cristiano, lo reprende cuando las cosas necesitan enderezarse y al igual que en cualquier cristiano las cosas van a suceder dentro de un propósito especial de parte de Dios.

Nada es diferente, la única diferencia es que el pastor, el ministro, tiene su vida al frente de todos, por eso es de todos conocido, y es aquí donde recae la responsabilidad del pastor: Debe de esforzarse por tener una vida ejemplar para que las ovejas pueden seguirlo. De lo contrario viene la prueba, al igual que a cualquier cristiano, la desobediencia le traerá prueba, y la prueba siempre es correctiva, Dios está tratando de corregir algo, algún comportamiento, Dios está tratando de hacerlo volver al redil o al sendero de la obediencia a aquel que se ha apartado.

En lo personal quiero decir que cada vez que he enfrentado algún problema, siempre he identificado las causas de ella, y el mejor camino para solucionar la prueba es en primer lugar ponerme a cuentas con Dios y reconocer que en ese problema había un propósito, de crecimiento siempre, porque como dije antes, la prueba siempre es correctiva.

Recuerdo a un amigo pastor que servía en una iglesia en Maryland, durante el primer año de trabajo, la iglesia lo llegó a apreciar mucho, y tuvieron a bien que se quedara con ellos por mucho tiempo, y lógicamente hicieron una petición de migración, ya se había acordado todo el plan de trabajo, utilizar los fondos de la iglesia para conseguir espacios en la televisión hispana, y muchas cosas mas, como los beneficios del pastor por esta labor.

Cuando de presentó a la embajada Americana de su país, el oficial consular simplemente se limitó a preguntar sobre el tiempo de estadía en Estados Unidos que había sido por un año y no dijo mas que mencionar  que había violado la ley por permanecer por todo ese tiempo sin estatus legal y haber perdido su estatus migratorio y que recaía sobre él una penalidad de diez años sin poder entrar a los Estados Unidos.

Fue un balde de agua fría, definitivamente, para él, para su familia y para su congregación. Aparentemente allí terminaba todo, pero a pesar de la prueba, de la decepción, el propósito de Dios no se había perdido, una Universidad de California decidió abrir una filial en su país y ¿saben quien es el director? No se equivocan, fue él.

Hay que reconocer que Dios tiene todo bajo control, lo que hay que hacer es regresar a la obediencia, como con cualquier persona Dios trata de muchas formas, posiblemente hoy, usted esté pasando pruebas, mi consejo es que corrija pronto la actitud, busque el rostro del Señor para que el propósito del Señor se cumpla. Proverbio 16:6 Con misericordia y verdad se corrige el pecado, y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.

 

*El pastor Boris López, es graduado del seminario de la Misión Bautista Internacional  de El Salvador.

¿Desea usted congregarse? llámenos al 703-357-2908, tenemos servicio de transporte para todas las áreas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *