WASHINGTON

Tres personajes históricos durante el conflicto armado que vivió El Salvador y que culminó con la firma de los Acuerdos de Paz entre el FMLN y el gobierno; compartieron sus experiencias durante el conflicto y fueron homenajeados este domingo 13 de septiembre por el Comité Cívico Empresarial Salvadoreño en Washington DC (COCIES).

Se trata del periodista venezolano y fundador de Radio Venceremos Carlos Henríquez Consalvi; el Sacerdote Belga, Rogelio Ponseele y el sacerdote y filósofo Miguel Angel Ventura. Además de un reconocimiento póstumo al cineasta Hernán Vera (Maravilla).

Un auditórium repleto de salvadoreños en la capital estadounidense, reconoció y aplaudió el rol de los homenajeados en la lucha por el bienestar de las mayorías en El Salvador y su inquebrantable trabajo aún, por la consolidación democrática en este país centroamericano.

Cuando al empresario Luis Reyes, le tocó entregar el reconocimiento al periodista Carlos Consalvi, muy emocionado dijo que él y los otros dos homenajeados, deberían ser nombrados hijos meritísimos de El Salvador o por lo menos “nombrar una importante calle o avenida de El Salvador con su nombre”, debido al importante rol que han jugado a fin de lograr un país en paz, justicia y dignidad para sus habitantes; pese a que tanto Consalvi como el padre Ponseele son extranjeros y podrían vivir cómodamente en sus países, pero se han entregado y sufrido en la lucha por el bienestar del pueblo salvadoreño.

El periodista Alirio Alemán dijo sobre los homenajeados “La vida es como un cancionero lleno de sorpresas, de ilusiones, aventuras y de grandes propósitos, sin saber siquiera si al final de los tiempos se lograrán. Esta es la Memoria histórica que compartiremos de estos grandes hombres que con su voz hicieron la guerra insurreccional y que poco a poco traían locos a los militares y a la dictadura salvadoreña en la guerra civil de los años 80”.

 

CARLOS HENRIQUEZ CONSALVI

Nació en Los Andes venezolanos; desde inicio de su vida empezó a sentir el rigor de la opresión de la injusticia social en su Venezuela y vive con su familia el exilio en México, donde su padre era un perseguido político. Desde entonces Consalvi ha sido un pilar en las revoluciones de Nicaragua y El Salvador.

El 10 de enero de 1981, inicia las transmisiones de Radio Venceremos, que se mantuvieron durante once años en el departamento de Morazán. En enero de 1992, baja de la montaña rumbo a San Salvador y desde la torre de la Catedral capitalina, transmite la celebración de los Acuerdos de Paz.

Luego de la firma de los Acuerdos de Paz, Consalvi, funda el Museo de la Palabra y la Imagen, desde entonces dedica su tiempo al rescate de hechos históricos, culturales y la identidad de los pueblos salvadoreños, hechos que lo han llevado a ser galardonado con el “Premio Internacional de Cultura Prince Claus 2008” y a la nominación como Vicepresidente del Comité Latinoamericano y del Caribe de Memorias del Mundo de la UNESCO 2013-2017.

A escrito muchos libros como “La Terquedad del Izote” “Luciérnagas del Mozote” “La Muerte los Miraba desde el Mar” y “Prudencia Ayala: La Hija de la Centella” entre otros. Como así los documentales “1932, Cicatriz de la Memoria” y “La Palabra en el Bosque” en codirección con Jeffrey Gould.

Quien no ha leído “Las Mil y Una Historia de Radio Venceremos” escrita por José Ignacio López Vigil, no sabe en realidad lo que se ha perdido…ahí está escrita las mil y una de estos grandes hombres que dieron un giro a la revolución salvadoreña.

La voz de Consalvi ha quedado grabada en la mente de miles de salvadoreños, cuando escuchaban Radio Venceremos con su entrada habitual “Radio Venceremos, voz oficial del FMLN, inicia la edición de esta hora saludando a la clase trabajadora salvadoreña desde algún lugar del territorio libre en combate. Escúchenos en los 7 megahercios en la banda internacional de los 40 metros….”

 

HERNAN VERA “Maravilla”.

Hernán Vera fue un gran venezolano que amó a los más pobres de El Salvador en los tiempos de la revolución. Estudió cine en Londres y el afán de aportar a sus ideales se conduce a Managua donde conoce a “Santiago”, pero el destino travieso los une un tiempo después en un hotel en El Salvador (1980) y Consalvi le propone quedarse para la conducción de la naciente Radio Venceremos. Desde ese momento “Maravilla” sentó precedente en la historia radial en la clandestinidad.

Durante los 11 años de conflicto armado estuvo al borde de la muerte en las montañas de Morazán, su carácter reflexivo lo caracterizo a tal extremo que cuando eran bombardeados por el enemigo no se inmutaba y tocaba su espesa barba y decía: ¿Dónde irá a caer ese bombazo? Para Hernán Vera todo era maravilla, mirar el agua clara y fresca de un riachuelo, como una vaca en un pastizal era maravilloso e incluso comer a diario las tortillas con frijoles era una maravilla, por eso los “compas” lo bautizaron como “Maravilla”.

 

ROGELIO PONCELLE. (Sacerdote Belga) y MIGUEL VENTURA (Ex sacerdote salvadoreño)

 

Hablar de estos dos hombres llenos de Dios, es recordar que en los años 60’ y 70’ la iglesia católica da sus primeros pasos de convertirse en una iglesia comprometida con los más pobres del mundo y la celebración del Concilio Vaticano ll da pie para que la Teología de la Liberación se encarne en Latinoamérica.

Hablar del padre Rogelio Poncelle, es hablar de Miguel Ventura y otros más como el padre Pedro Declerck, que han ofrendado su vida pastoral en las zonas más vulnerables y remotas de Morazán y todo El Salvador.

Juntos como iglesia crearon las Comunidades Eclesiales de Base, como una nueva manera de predicar a Cristo en convivencia con los pobres. El padre Poncelle trabajo con las comunidades de la Zacamíl en San Salvador por diez años, pero al sentir la represión y sufrimiento de los pueblos, decide incorporarse al frente de guerra en el norte de Morazán. Su propósito siempre fue alentar a los oprimidos con la Palabra de Dios como único consuelo espiritual.

Una vez concluida la guerra civil Poncelle sigue su trabajo pastoral en la zona y en mayo de 1998 fue nombrado párroco de Torola, San Fernando, Perquín, El Rosario y Segundo Montes en Morazán. A sus 75 años se retira, pero su vida pastoral sigue hasta el día de hoy apoyando a su gente en la formación pastoral en el norte de Morazán.

Miguel Ventura, es el único nacido en El Salvador, y es de origen humilde que desde un principio tiene la iniciativa vocacional al sacerdocio e ingresa al Seminario católico “San José de la Montaña” y egresa de Filosofía y Teología.

Desde muy temprano trabaja junto a Monseñor Oscar A Romero en la formación de la Comunidades Eclesiales de Base (CEB). Es nombrado párroco en Torola y Oscicala en dpto. de Morazán y es ahí donde da inicio a la formación y animación de las CEB en el centro de Formación Pastoral “El Castaño”.

Ventura fue fundador e iniciador del Movimiento social en el norte de Morazán. Para 1978 hace una estadía en EEUU como sacerdote asociado en la Saint Geronime Catholic Church en Kenner, Lousiana.

Después regresa a El Salvador y desde 1981 hace el acompañamiento pastoral a la población civil en las zonas conflictivas de Morazán, como Meanguera, y la Comunidad Segundo Montes donde fue Director de la Fundación Segundo Montes. (Rafael Lazo)

Reconocimiento a Carlos Consalvi

Reconocimiento a Carlos Consalvi

Un auditorium lleno de salvadoreños compartió con los homenajeados

Un auditorium lleno de salvadoreños compartió con los homenajeados

 QUITAR AL DE LA IZQUIERDA. Carlos Consalvi; sacerdotes Rogelio Poncelle y Miguel Ventura

QUITAR AL DE LA IZQUIERDA. Carlos Consalvi; sacerdotes Rogelio Poncelle y Miguel Ventura

 El sacerdote Rogelio Poncelle  recibe reconocimiento

El sacerdote Rogelio Poncelle recibe reconocimiento

El ex sacerdote  Miguel Ventura con su reconomiento

El ex sacerdote Miguel Ventura con su reconomiento

El empresario Luis Reyes, felicita a Carlos Consalvi y los otros homenajeados

El empresario Luis Reyes, felicita a Carlos Consalvi y los otros homenajeados

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *