MEXICO

 Fue calificado como “el huracán más potente de la historia de México y del hemisferio occidental”, aunque los daños que causó han sido mucho menores de los que se esperaban. Patricia se debilitó al tocar tierra, hasta transformarse en una depresión tropical, informó la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

Las medidas preventivas ayudaron a reducir el impacto del huracán a su paso por México; apenas causó daños materiales y no hubo víctimas mortales. “No hay incidentes mayores”, dijo en rueda de prensa el secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, teniendo en cuenta el “peligro que se corrió con el embate de este huracán”.

Sin embargo, algunas zonas sí quedaron afectadas. Este es el balance de los daños que causó el huracán más intenso jamás registrado en México.

JALISCO: GRAVES DAÑOS MATERIALES: El huracán se adentró el viernes por la tarde en la costa occidental de México, a una velocidad de 266 kilómetros por hora. En ese momento, era un huracán de categoría 5, la mayor en la escala Saffir-Simpson. “Quien salga de su casa después de las 14:00 horas difícilmente regresará”, dijo el viernes por la mañana el gobernador del estado de Jalisco, Aristóteles Sandoval. Pero al entrar en contacto con las montañas de la costa mexicana, Patricia perdió fuerza rápidamente. Aún así, convertida en una tormenta tropical, derribó árboles, inundó calles y maltrató edificios a su paso.

En Puerto Vallarta desalojaron a cerca de 15.000 turistas, que fueron trasladados a Guadalajara, la capital de Jalisco, aunque la mayoría pudo regresar a su hotel el viernes por la noche. La ciudad amaneció el sábado con una ligera lluvia y restablecieron los servicios de transporte público.

ÁRBOLES CAÍDOS E INUNDACIONES: El Comité Estatal de Protección Civil de Colima reportó que no hubo víctimas mortales tras el paso del huracán, pero sí la caída de árboles e inundaciones en varias regiones del estado de Colima. En la carretera que conecta Manzanillo, Colima, con Puerto Vallarta se reportaron daños materiales.

Las terminales de las ciudades de Puerto Vallarta, Colima y Tepic también están funcionando aunque se han reportado dificultades para llegar al aeropuerto de Manzanillo, en Colima, debido al desbordamiento del río Marabasco, que ha causado inundaciones y hasta 40 centímetros de agua en la carretera de acceso.

Patricia fue el huracán más peligroso jamás registrado en México, y una de la tormenta tropical más potente de su historia, pero no ha dejado víctimas mortales hasta el momento. “Los primeros informes confirman que los daños han sido mucho menores de lo que se esperaba para un huracán de esta magnitud”, dijo el presidente Enrique Peña Nieto.

pag 14

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *