SALUD

Asociación Nacional Médica Hispana insta a inscribirse para obtener seguro de salud

 

Dos semanas antes de que terminara el periodo de inscripciones en un seguro médico para 2017, el Presidente Trump decidió no esperar a que el Congreso “derogara y sustituyera los proyectos de ley ACA” que pasarán por el Senado y Cámara de Representantes durante los próximos meses. En su primer día como mandatario, firmó una orden ejecutiva instruyendo a las agencias federales para que redujeran la carga económica de cualquier política o regulación que tenga un impacto en los grupos afectados por la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA).

Dichos grupos incluyen médicos, hospitales, otros proveedores, compañías de seguro y de medicamentos y consumidores. “Los latinos son los consumidores que se verán más afectados ya que siguen teniendo las mayores tasas de no asegurados”, dijo la Dra. Elena Rios, presidenta y CEO de la Asociación Nacional Médica Hispana, y deberían seguir solicitando seguro en www.healthcare.gov hasta el 31 de enero.

Según la Kaiser Family Foundation, después de que la ACA se convirtió en ley, entre 2013 y 2015, la tasa de no asegurados para los hispanos cayó de 26 por ciento a 17 por ciento, la disminución más pronunciada que cualquier otro grupo. A escala nacional, el número total de no asegurados con menos de 65 años de edad cayó de 41.1 millones a 28.5 millones, reduciendo la tasa general de no asegurados de 15 por ciento a un mínimo histórico de 10 por ciento durante el periodo.

PAG 31  Históricamente, los hispanos (ahora el mayor grupo étnico con 54 millones o el 17 por ciento de la población estadounidense) han tenido menos acceso al cuidado médico porque tienen las tasas más elevadas de no asegurados, viven principalmente en áreas urbanas con escasez de médicos y servicios de salud, y hay insuficiencia de servicios culturalmente competentes y en su idioma en los lugares de atención de la salud. Los hispanos también viven en áreas de bajos ingresos que suelen ser ‘desiertos alimentaros’ sin frutas y verduras frescas, con mala calidad del aire y agua que impactan en el asma y envenenamiento por plomo, y sufren mayores tasas de enfermedades mentales.

El impacto de la orden ejecutiva de Trump podría constituir un retroceso significativo del mandato individual que requiere que todos los estadounidenses compren seguro o pagar una multa, lo cual causaría caos en el mercado de seguro individual. Pero puesto que las aseguradoras no determinan las primas y la participación en los mercados de salud hasta la primavera para 2018, no habrá muchos cambios este año en el mercado de seguros. El próximo año, sin embargo, a medida que las personas saludables optan por no comprar el seguro de salud, dejando a la agrupación con un mayor número de personas enfermas, las pólizas de seguro podrían aumentar. Por consiguiente, hay necesidad de subsidios federales para que los asegurados continúen teniendo acceso asequible al seguro.

Otro impacto de la orden ejecutiva podría ser la eliminación del grupo de beneficios esenciales en virtud de los planes de seguro médico que incluye la salud mental y los servicios de prevención que nuestras comunidades necesitan. Necesitaríamos más apoyo de los programas federales para las comunidades de salud hispanas y de otras minorías en áreas urbanas y rurales desatendidas y la financiación de red de seguridad para hospitales, clínicas y prácticas médicas. Otro impacto esperado de esta orden ejecutiva es la reducción de los servicios Medicaid para los pobres a medida que se permite que las dispensaciones estatales sean más flexibles y no tengan que cumplir el 138 por ciento de pobreza del nivel de cobertura de la ACA, y añadiendo más al mercado de seguro individual. (Fuente: National Hispanic Medical Association / PRNewswire)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *