La Administración Trump

February 20, 2017

OPINION

La Administración Trump

José Manuel Ortiz Benítez*

 

  Has escuchado tanto del hombre, que a veces solo quieres cenar tranquilamente sin tener al noticiero arruinándote la comida como un pelo en la sopa. El hombre está en todo, como si fuera Dios. Tus vecinos, tus amigos, tu familia, tus colegas, hasta el cartero te habla del personaje y llega un momento del día que tu sistema nervioso se sobresatura de Trump y te preguntas ¿qué puedes hacer para librarte él?

Me temo que de momento librarse de este Presidente no va a ser posible, dada la cabezonería de Trump de hacer las cosas apresuradamente como si su mandato presidencial se acabara en 100 días.

Nunca antes habíamos tenido tal despliegue de locuras creadas por la Presidencia de EE.UU., hasta ahora una institución con fama de ser la oficina a cargo de defender los principios y valores democráticos de toda la humanidad.

Cada día sale algo que sobrepasa el nivel de locura del día anterior. Cosas tan elementales como la seguridad nacional, el principio de contrapesos entre poderes, la independencia de la justicia, o el simple principio de conectar con la realidad, todo esto no existe,  o no está muy claro en la Administración, porque esta presidencia opera en otra dimensión, en la dimensión Trump, en donde la realidad es deforme, los hechos son alternativos y la seguridad nacional se fuga como agua por la grieta de un tubo secreto.

Solo estamos en el principio de la Administración, en la fase de luna miel, y ya estamos con espionajes, revueltas internas, descoordinación, dimisiones, descuidos de seguridad, y una falta de control y de gestión de la actividad gubernamental. Parece un puñado  de niños de kindergarten que asisten a clase por primera vez sin vigilancia de la maestra.

En una Administración normal estadounidense, el Presidente elige a su hombre su confianza y le da el puesto de Jefe de Gabinete y este es el que afina y pone orden en la Administración. Pero en el caso de Trump, Reince Priebus, el ex Secretario General del Partido Republicano, está más perdido que San Martín en la guerra de las galaxias.

Hay problemas básicos, elementales en la Administración Trump, y, como sabemos, solo estamos en los primeros 30 días de gestión. ¿Qué pasará cuando aparezca el primer golpe serio del enemigo, cuando se cometa el primer traspié grave, cuando se tenga que justificar una decisión de ataque, cuando el Presidente tenga que explicar por qué tenemos que desplegar portaaviones y soldados a tierras lejanas?

“Puede ser que estemos presenciando el pre-apocalipsis” dice mi estimado Don Manuel, en su habitual tono de ciudadano concernido por lo que ocurre a su alrededor. “De hecho hay quien dice que la humanidad ya ha muerto y que este planeta es un cementerio viviente gobernado sin control ni responsabilidad por el poder imperial de un avatar color calabaza que ha sido enviado para poner fin a la historia” exclama el estimado tocayo Don Manuel.

Quizás todo sea una exageración y que Donald Trump realmente sea el elegido to Make America Great Again. (José Manuel Ortiz Benítez es columnista salvadoreño en la ciudad de Washington, DC. Twitter: @jjmmortiz)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *