¿Amar al prójimo?

February 26, 2017

EL EVANGELIO EN MARCHA

¿Amar al prójimo?

Por: Francisco Aular (faular@hotmail.com)

Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. Lucas 10:27 (RV60)

  En una campaña evangelizadora que celebramos en una plaza de toros, en la cual tuve el privilegio de ser el predicador, hubo muchas decisiones queriendo seguir a JESÚS, como yo era pastor de la iglesia bautista de la ciudad, un matrimonio joven se empezó a congregar con nosotros en nuestra iglesia, él con un gran talento musical y ella una mujer llena de simpatías con los demás. De repente dejaron de asistir, fuimos a visitarlos.

Nunca se me ha olvidado, nuestra última conversación, él hizo alusión a lo que yo había predicado basado en el versículo de hoy: “¿Amar al prójimo como a uno mismo? Usted pastor debe estar equivocado… ¡Eso es imposible!” Sin embargo este mandamiento, estuvo en el comienzo en el corazón de Dios, muchos antes de la primera venida de JESÚS: “No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Levíticos 19:18 RV60).

En realidad amar en nuestros propios esfuerzos es imposible para el ser humano natural, es más fácil, odiar, vengarse, guardar rencor. Pero cuando venimos a JESÚS verdaderamente, y nos hacemos sus discípulos, Él viene a nuestro corazón, y desde ese momento de nuestra conversión, ya no amamos con nuestro amor, sino con el amor de JESÚS, viviendo en nosotros.

Esto es así, porque JESÚS vino desde el cielo para hacerse nuestro prójimo y para enseñarnos a amar como Él, ama. JESÚS, dio su vida para que nosotros los pecadores, tuviéramos vida eterna (Juan 3:16). En respuesta de gratitud al amor de Dios, nosotros, sí podemos amar a nuestro prójimo como Él nos ama.

¡Si se nos hace imposible amar como JESÚS, entonces, Él no está en nosotros! Es más, Dios nunca nos va a pedir que hagamos algo que Él mismo no nos haya facultado para hacerlo. Cuando JESÚS ha llegado a ser nuestro Señor y Salvador, pone un sincero amor en nuestros corazones, un amor por Él y por todos los que nos rodean. La Biblia llama a esto “el primer amor” (Apocalipsis 2:4).

De allí que un nuevo creyente en JESÚS, se lanza a predicar y anunciar esa nueva fe que lo ha cambiado y transformado. ¡No hay un gozo más entusiasta y contagioso que el que posee un nuevo convertido al evangelio! Todavía recuerdo de una doctora psiquiatra que el Señor me permitió, llevar a sus pies, debido a su gozo y amor por los demás, hasta hoy es una de las evangelizadoras más efectivas que conozco.

En efecto, JESÚS, hace florecer aquello que no era más que una tierra árida, inhóspita, llena de malezas y la convierte en un jardín. JESÚS, en nosotros, nos da el verdadero perdón, la verdadera paz y el verdadero amor, y cuando amor en nosotros llega a algún lugar, puede y debe cambiar el ambiente lleno de odio y rencor por uno en donde reine el amor y el perdón.

¿Cómo podemos amar? Primero: Asegúrese de que usted es un cristiano nacido de nuevo, si es así, JESÚS vive en usted (Apocalipsis 3:20; Colosenses 1:27) Segundo: Vaya a donde el amor haga falta, y muéstrelo porque usted lo posee: “Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado” (Romanos 5:5 NVI) Tercero: recuerde, el amor de Dios morando en usted, no se agotará jamás. Por lo tanto: ¡nunca se cansará de amar al prójimo!

ORACIÓN: Amantísimo Padre Celestial, ¡Gracias por depositar tu amor en mí! Te ruego que hoy pueda mostrarlo por donde vaya. En el nombre de JESÚS, amén.

PERLA DE HOY: Evangelizar nos es simplemente lo que hablamos de JESÚS, sino lo que Él hace en nosotros por nuestro prójimo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Previous Post
«