AUTOS

Toyota anuncia una inversión récord en planta de Kentucky

  El futuro de la producción automotriz está ocurriendo ahora. Una inversión por un monto de $1,330 millones- la mayor por parte de cualquier fabricante de vehículos en Kentucky y la segunda mayor en la historia del estado- permitirá que Toyota Motor Manufacturing, Kentucky, Inc. (TMMK) sea la primera planta en América del Norte que comenzará a fabricar vehículos usando la Nueva Arquitectura Global de Toyota (TNGA, por sus siglas en inglés).

El Camry, que fue nombrado el automóvil “Most American Made” (Más Americano) por Cars.com y que ha sido el automóvil más vendido en Estados Unidos durante los últimos 15 años se convertirá, a partir del modelo del año 2018, en el primer vehículo Toyota fabricado en Estados Unidos que incorporará a plenitud la nueva tecnología de desarrollo y producción de vehículos.

“Esta inversión de Toyota por un monto de $1,330 millones está incluida en su plan de inversiones, por valor de $10 mil millones, en Estados Unidos durante los próximos cinco años, además de los cerca de $22 mil millones que Toyota ha invertido en Estados Unidos durante los pasados 60 años”, dijo Jim Lentz, CEO de Toyota Motor North America. “La Nueva Arquitectura Global de Toyota está dirigida a lograr vehículos emocionantes y mejores que nunca para nuestros clientes y mejorará el desempeño de todos los modelos, lo cual incluye mayor eficiencia de combustible, maniobrabilidad más sensible y una sensación más estable y cómoda al conducir”.

La TNGA representa una estrategia completamente nueva en la forma en que la empresa aplica sus conceptos de diseño, ingeniería y fabricación a sus vehículos. Además, acortará el ciclo de desarrollo para mejoras a los vehículos y nuevos vehículos. La TNGA conserva todos los valores tradicionales de excepcional calidad de fabricación y seguridad de Toyota al tiempo que inyecta una experiencia de conducción divertida con maniobrabilidad más sensible, independientemente del modelo. También permite un entorno productivo más flexible, gracias a lo cual Toyota Kentucky podrá fabricar vehículos incluso mejores, y responder de forma más rápida y competente a las demandas de los clientes en el futuro.

“Esta es la inversión más cuantiosa en la historia de nuestra planta y dice mucho de la calidad de nuestro personal y de nuestros productos, así como de las asociaciones que hemos forjado en la comunidad local y en el resto del estado”, señaló Wil James, presidente de Toyota Motor Manufacturing, Kentucky, Inc. (TMMK). “Esta importante remodelación permitirá que la planta se mantenga flexible y competitiva, y cementará aún más nuestra presencia en Kentucky.”

Toyota Kentucky es la planta más grande a nivel mundial de este fabricante de vehículos y emplea a 8,200 miembros de equipo. (Fuente: PRNewswire)

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *