OPINION

3 Años de gobierno de Sánchez Cerén

Por José Manuel Ortiz Benítez*

 

Son muchos los problemas que tenemos los salvadoreños como país, pero el número de análisis se reduce a dos: 1) El gobierno no sirve 2) El  gobierno sirve. Hay matices, pero muy pocos. ARENA dice que la continuación de un gobierno del FMLN puede provocar la extinción de la raza salvadoreña de la faz de la tierra por su ineptitud.

El Sr. Enrique Altamirano, bajo el cielo azul de la costa azul en Cannes, escribe reciamente: “en los tres años de la gestión de Sánchez Cerén, quince mil personas han muerto violentamente, el precio que paga El Salvador por la incapacidad del gobierno del FMLN. Una infernal cuota de sangre. Soldados caídos en la agresión del demonio.”

No especifica si la “agresión del demonio” se refiere a la gestión de Sánchez Cerén o a los delincuentes que asesinan. Así es Don Enrique, “hay que vea el lector.” Mucho menos ácida, La Prensa Gráfica, el otro medio escrito relevante en El Salvador, dice: “Los salvadoreños están inconformes con la situación actual del país y con su rumbo. Viven en un lugar donde cuesta ganarse la vida y se está expuesto a la delincuencia. En el país se percibe un franco deterioro en la situación de la salud y de la educación.”

 

DESPUÉS TENEMOS LOS ANÁLISIS DE LOS ANALISTAS. 

Álvaro Trigueros, Director de Estudios Económicos FUSADES, “Vemos un franco deterioro en las condiciones económicas del país que se han reflejado en la pérdida de 33,110 empleos” en 5 meses, de noviembre 2016 a marzo de 2017.

Roberto Rubio, director ejecutivo de FUNDE, filial del organismo alemán Transparencia International, sostiene que “Estamos en un crecimiento de sobrevivencia, de mal vivir; y quizá el caso más patético, el más grave, que nunca habíamos caído en una situación de impago”.

Después están los análisis de los diputados, una verdadera fuente inagotable de pensamiento racional.  El primero, el jefe de fracción de ARENA Alberto Romero, “No veo qué pueda informarle al país con el desastre que tiene de Gobierno. Esperaríamos ver cambios en el Gabinete, ver cómo va a resolver el problema de salud, educación” dice sobre la gestión.

Después Guadalupe Vásquez, jefe de fracción de GANA, dice “Se habla de un buen vivir, pero el buen vivir es para la militancia del FMLN.”

 

DESPUÉS ESTÁ LA VOZ DEL GOBIERNO.

“El crecimiento de 2.4% registrado en 2016 representa un avance con respecto al inicio de la gestión del Presidente Sánchez Cerén en 2014, año en que la economía creció un 1.4%, y al registrado en 2015, del 2.3%. $7,000 millones destinados a la política social, una muestra de la vocación de este gobierno por la población más vulnerable. De junio 2016 a Mayo 2017 se ha obtenido una reducción de homicidios, del 33%, es decir, 2,011 personas menos en razón del período anterior,”  ha dicho el presidente Sánchez Cerén en su informe de gestión.

Eugenio Chicas, Secretario de Comunicaciones del gobierno, “Hemos trascendido de una economía de comercio, finanzas y servicios a la que habían sido dolosamente confinada en administraciones anteriores, a la esperanzadora recuperación de capacidades productivas que hacen posible un progreso nacional equilibrado y sostenido, en sectores estratégicos como la agricultura, agroindustria, tecnología, industria de la construcción”.

Medardo González, Secretario General del FMLN, dice que, al tercer año de gestión de Sánchez Cerén, el FMLN está a “10 puntos” de ventaja en la intención de voto de los jóvenes y las mujeres.  “La población reconoce muy claramente que en la educación pública, los gobiernos del FMLN son superiores” dice rotundamente el jefe del Frente.

Llevamos más de 20 años luchando contra el mismo fantasma: una crisis de inseguridad y violencia y un bajo rendimiento en todos los sectores claves del desarrollo: crecimiento, empleo, educación, salud, seguridad, índice de Gini, balanza comercial, etc.

Igual que en otras administraciones anteriores, ha habido avances, pequeños empujones intermitentes hacia el progreso, pataditas contra los niveles de homicidios y quizás un asalto inédito contra la corrupción.   Pero distinto a lo que han dicho todos los presidentes anteriores respecto de su gestión, no estamos, como ellos sostienen, ante una gestión de gobierno “transformadora” hacia una sociedad equilibrada, libre y productiva, el anhelo de todo salvadoreño. Para llegar a eso, necesitamos que las cabezas claves y  brillantes, principalmente la empresa privada y la clase política, piensen como un sólo país.

Para desgracia del ciudadano de a pie, con las trincheras del partidismo más fuertes que nunca, tanto en la política como en la empresa privada, se vuelve cada vez más difícil pensar como un sólo país, porque los intereses partidarios siempre se imponen a los demás. Y por esa misma razón, cuesta encontrar una valoración honesta y transparente sobre la gestión de cualquier gobierno en El Salvador.

 

(*José Manuel Ortiz Benítez es columnista salvadoreño en la ciudad de Washington, DC. Twitter: @jjmmortiz)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *