ECONOMIA

 

  El dinero no lo es todo, y tenemos las estadísticas que lo comprueban. Compañías e instituciones como Glassdoor en el Reino Unido, Oxford Academic en Taiwán y Princeton en los Estados Unidos (para nombrar algunas) realizaron investigaciones que también lo comprueban. Según estos resultados, la motivación extrínseca, en otras palabras, el sueldo y los incentivos de dinero, solo motivan a los empleados hasta cierto punto.

Existe una amplia variedad de otros incentivos que los empleadores y empresas pueden aprovechar para obtener el mejor trabajo de su personal. Estos podrían incluir desde tener los valores correctos de la compañía hasta jugar un papel en el logro de los objetivos de carrera.

Entonces, ¿cómo puede la compañía descubrir y satisfacer estas necesidades profundas e infundir motivación intrínseca? Tenemos algunas ideas.

 

ALINEA TUS VALORES

Los científicos y líderes de negocios concuerdan en que las compañías ya no pueden tan solo dedicarse a hacer dinero: necesitan una declaración de objetivos. Esto debe ser un ideal que la compañía y sus empleados se esfuerzan por alcanzar.

Aproximadamente el 60% de los directores ejecutivos de servicios financieros comentaron a PwC que, para el año 2020, los principales talentos querrán trabajar para organizaciones cuyos valores coincidan con los suyos. Asimismo, un estudio de Deloitte de 2015 reveló que las empresas con una cultura distintiva con la cual los empleados se conectan y a la cual aspiran, tuvieron más éxito, por hasta $2,400 de ganancia por empleado por año.

Para lograr esto, debes tener en claro tus objetivos y comunicarlos de forma eficaz a tu personal. Es más, los objetivos deben están integrados en tu organización. Esto podría significar mostrar tus credenciales medioambientales con instalaciones de reciclaje y eventos especiales, o explorar tu compromiso con la colaboración y la creatividad con una oficina de plan abierto y áreas de descanso separadas. La clave es asegurarte de que tu organización ponga en práctica estos valores en sus estructuras organizativas y gerenciales, y que los comparta con los trabajadores.

 

OFRECER LIBERTAD REAL

Más allá de los incentivos monetarios, cada vez más trabajadores buscan lograr un mejor equilibrio entre su vida personal y laboral que les ofrezca libertad y flexibilidad. Nuestra investigación indica que durante los últimos dos años, los ejecutivos y empresarios de todo el mundo han visto a más consultores (30%), trabajadores independientes (29%) y trabajadores a tiempo parcial (22%) en sus industrias.

Sin embargo, ofrecerles a tus empleados la opción trabajar en un horario flexible no es lo mismo que ofrecerles libertad en su carrera profesional. Las investigaciones indican que los empleados necesitan sentir que tienen el poder de alcanzar sus objetivos cada vez más. Esto significa ofrecer metas transparentes y alcanzables que pueden estar claramente vinculadas con el desempeño general de la compañía.

Tus equipos necesitan tener menos jerarquías y ser más adaptables al cambio. Tus gerentes necesitan incorporarse y comunicarse plenamente con su personal, además de flexibilidad cuando comunican los plazos de entrega y las estrategias. Ofrecer a las personas más oportunidades acerca de cuándo y dónde trabajar forma parte de la incentivación de nuevas estructuras de trabajo.

 

OFRECER LAS RECOMPENSAS ADECUADAS

Crear beneficios y ventajas tangibles para motivar a tus empleados sigue siendo importante, pero estas recompensas no tienen que ser financieras. En cambio, deberían conectarse con los valores de tu compañía de forma tal que tus empleados sientan que están logrando algo para ellos mismos y, a mayor escala, para la compañía. (Fuente: regus.com.mx)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *