SALUD

El manejo de productos crudos y jugos exprimidos frescos

 

Sea que provengan de un supermercado, del puesto de una granja o de su propio jardín, las frutas y verduras frescas son las destacadas del verano. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) le recuerda que un manejo seguro de los productos y de los jugos exprimidos frescos es particularmente importante durante los meses de verano porque las bacterias contenidas en los alimentos se multiplican con mayor rapidez en los climas cálidos, y las frutas y verduras frescas a menudo se consumen crudas.

Para que los productos nutritivos y los jugos frescos exprimidos se mantengan seguros, siga estos consejos sobre la seguridad de los alimentos para evitar la intoxicación alimentaria (también llamada enfermedad transmitida por los alimentos): Compre lo correcto.

Compre productos que no estén magullados o dañados. Al elegir productos precortados (como media sandía u hojas verdes en bolsa), elija únicamente los productos que estén refrigerados o en hielo. Coloque las frutas y verduras frescas en bolsas y guárdelas separadas de la carne vacuna, de aves y mariscos, en su carrito y en las bolsas de compras.

  LAVE CUIDADOSAMENTE:  Lave todos los productos con agua corriente común antes de comer, cortar o cocinar, y séquelos con una toalla de tela limpia o con una toalla de papel para reducir más las bacterias que pudiera haber. Frote los productos duros, como melones y pepinos, con un cepillo limpio.

En el caso de los productos preenvasados, lea la etiqueta. Si dice prelavado y listo para comer, puede usarlo sin lavar. Incluso si va a pelar una fruta o verdura, es importante lavarla antes para que la suciedad y las bacterias no pasen del exterior al interior.

Evite la contaminación cruzada

PREPARE LOS ALIMENTOS DE MANERA SEGURA: Corte toda parte dañada o magullada de frutas y verduras frescas antes de prepararlas y/o comerlas. Si se ven en mal estado, descártelas.

GUARDE DE MANERA APROPIADA: Guarde las frutas y verduras frescas perecederas en un refrigerador limpio a 40° F, o temperatura inferior, separadas de la carne vacuna, de aves o mariscos crudos. Siempre refrigere los productos comprados precortados o pelados.

CONTROLE SUS JUGOS: Los niños, los adultos mayores, las embarazadas y las personas con sistemas inmunológicos debilitados (pacientes trasplantados y personas con VIH/sida, cáncer y diabetes) se arriesgan a contraer enfermedades graves o incluso a morirse si beben jugos sin pasteurizar o sin algún tratamiento para el control de bacterias dañinas. Busque productos pasteurizados o con algún tipo de tratamiento en las secciones de refrigerados de sus tiendas, cajas de alimentos congelados o en contenedores no refrigerados como cajas de jugos, botellas o latas.

Los jugos no tratados vendidos en cajas refrigeradas de almacén o tiendas de alimentos para la salud, tiendas de sidra y mercados de granjeros deben contener una etiqueta de advertencia que indique que el producto no ha sido pasteurizado. No se requieren etiquetas de advertencia para sidras o jugos exprimidos frescos y vendidos en vaso. Si no está seguro si un jugo está pasteurizado, consulte. (fuente: PRNewswire)

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *