Congreso a favor de DACA

September 11, 2017

INMIGRACION

Congreso a favor de DACA

  Luego del anuncio del Presidente Donald Trump de poner fin al programa de Acción Diferida para los llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), congresistas tanto republicanos como demócratas han dado esperanzas a los “soñadores” de que legislarán a corto plazo a su favor para evitar sean deportados.

Los 780.000 registrados en el DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) estarán en vilo durante los seis meses de plazo con que el presidente ha traspasado a los congresistas la carga de elaborar una norma definitiva para su integración en el sistema.

Una ardua tarea por la división republicana en inmigración y el debilitamiento interno demócrata, agravada por la presión de Trump en favor de una partida para construir el muro con México. Se aventura un intercambio de cromos.

Thomas Davis, veterano excongresista, interpretaba lo que puede suceder y ponía en boca de Trump estas palabras de forma imaginaria: “Okey, les daré el DACA. Pero yo necesito mi muro”. Respaldaban el trueque personajes muy cercanos al trumpismo como el tertuliano Rush Limbaugh, muy influyente desde uno de los púlpitos radiofónicos que se proyectan sobre la América más conservadora.

El último mensaje del presidente en Twitter, termómetro ideal para medir su discurso, sugería una rectificación la noche del martes, con relación a la supresión del programa anunciada por su fiscal general, Jeff Sessions. “Si el Congreso no es capaz de aprobar la ley en seis meses, revisaré el asunto”, rezaba el tuit de Trump.

Los republicanos, el grupo de moderados, liderado por John McCain y Lindsay Graham, a quienes se sumaba el gobernador de Ohio, John Kasich, cuestionaban la decisión de Trump y abogaban por una legislación que proteja definitivamente a los «dreamers». El grupo más conservador es reacio. Mientras, el presidente del Congreso, Paul Ryan, pretende la cuadratura del círculo de amparar a los 780.000 inmigrantes jóvenes y endurecer al tiempo la legislación migratoria, como reclama Trump.

No toda la complejidad reside en la mayoría republicana. La postura de una minoría demócrata ofrece muchas más incógnitas de lo que plantean muchos analistas. Aunque suele culparse en exclusiva a la cerrazón republicana de forzar a Obama a aprobar la acción ejecutiva para proteger a los «dreamers» en 2012, se olvida que, dos años antes, cinco demócratas impidieron aprobar una ley que habría resuelto el problema. Ahora las dudas sobre un acuerdo bipartidista son aún mayores si se tiene en cuenta la radical negativa demócrata a aprobar partidas para el muro con México.

Trump, los republicanos y los demócratas dieron sus primeros pasos en busca de una solución pactada. El Despacho Oval acogió un encuentro en que los líderes de la mayoría y la minoría abordaron las líneas maestras de un texto que ampare a los «dreamers». Al preguntarse al presidente si cree que el Congreso sacará adelante una ley en seis meses, se limitó a contestar: “Espero que cumplan con su deber”.

 

LOS SENADORES HABLAN

 

SENADOR PATTY MURRAY:  Estoy aquí hoy con mis colegas para insistirles a todos en el Senado, en usar este momento de incertidumbre y división para hacer lo correcto y  unirnos en defender DACA.

 

SENADOR DICK DURBIN: Tenemos que decir de una vez por todas, que sus sueños de convertirse en parte del futuro de los Estados Unidos se va a hacer realidad. Una realidad porque vamos a luchar hoy, para que algún día pronto, sea una realidad.

SENADOR CHUCK SCHUMER: 800.000 Dreamers viven hoy en nuestro país, personas trabajadoras quienes vinieron a este país sin culpa propia.  Para muchos, los Estados Unidos, es el único país que han conocido, y más que eso, contribuyen tanto a nuestro país.

SENADOR DEBBIE STABENOW: Están sirviendo en nuestro ejército, sirviendo en nuestro ejército ahora mismo. Alguien que sirve en nuestro ejército en este momento, puede perder su vida por nuestro país, el país que aman al mismo tiempo que el Presidente y su Administración les ha dado la espalda.

SENADOR MAZIE K. HIRONO: El Congreso debe de actuar porque no podemos contar con el Presidente en hacer lo correcto y ejercer constantemente, liderazgo moral y comprensivo.

SENADOR SHELDON WHITEHOUSE:  Quiere echar una nube sobre unos 800.000 niños, quienes ahora son adultos jóvenes en muchos casos, y los muchos más quienes pronto calificaban para el programa, y quienes estaban esperando esto como algo que podrían hacer cuando alcanzaran la edad para obtener su permiso de DACA.

SENADOR ELIZABETH WARREN: Está fallando su deber moral de proteger a estas personas, a estos niños estadounidenses. Eso no es quien somos como país. Los Estados Unidos no es un lugar que castiga a los niños por los pecados de sus padres.

SENADOR JOHN FRANCIS REED: Debemos ponernos en sus zapatos y recordar cómo cada una de nuestras familias llegó a este país. Y trabajaron para lograr el sueño americano para sí mismos y para sus hijos y los hijos de sus hijos.

SENADOR DIANNE FEINSTEIN:  Se trata, en realidad, de lo que es correcto como estadounidenses y seres humanos. Es particularmente importante para mí, representando a California, porque uno de cada cuatro Dreamers, 223,000, vive, trabaja, y estudia en California. Y puedo testificar que son una parte esencial del tejido de nuestras comunidades.

SENADOR TOM CARPER:  Está en el interés propio de los Estados Unidos asegurarnos de que estos jóvenes tengan una oportunidad. La oportunidad de hacer las contribuciones que son capaces de hacer.

SENADOR JEFFREY MERKLEY: Tenemos que proteger a estos Dreamers quienes están aquí sin culpa propia, quiénes aportan enormemente a nuestro país, y quienes son estadounidenses en todas las maneras que importan.

SENADOR EDWARD JOHN MARKEY: Creo que el sueño americano para todos estos jóvenes es alcanzable, y debe ser aquí, en el Senado de los Estados Unidos, que se realice el comienzo de ese sueño.

SENADOR BERNIE SANDERS: Este es un momento crucial en la historia de Estados Unidos y tenemos que decirle a estos jóvenes que su estatus legal no será eliminado.  Que no dejaremos que sean expulsados del único país que han conocido. Necesitamos fuerte apoyo bipartidista para aprobar el Dream Act y espero que lo hagamos lo antes posible.

SENADOR RICHARD BLUMENTHAL: Tenemos la oportunidad y el deber ahora, de asegurarnos de que estos jóvenes sean protegidos, no castigados, porque su futuro está en juego. Nuestro futuro como nación está en juego. (Con datos de SCHUMER-HISPANIC-PRESS@LISTS.SENATE.GOV)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *