“La Plenitud del Balance”

September 25, 2017

EL EVANGELIO EN MARCHA

 SERIE 40 DÍAS CON PROPÓSITO

“La Plenitud del Balance”

Por: Rev. Ricardo Carrillo

ULTIMA PARTE

 

PERSEVERANDO EN EL EDIFICARME EN EL SEÑOR

El segundo propósito es ir creciendo, edificando mi vida. Si el Señor nos ha dado la vida como un regalo, el Señor nos ha perdonado los pecados, él ha abierto las puertas del cielo que nunca se cerraran para ti; El cristiano sabe decir en cualquier parte, Yo soy salvo.

Nunca dice: yo espero llegar a ser salvo, ni ojala Dios lo quiera, porque ya lo quiso y tenemos la salvación. Desde el día que creí en Jesucristo, soy salvo; Pero Dios está esperando que no te quedes en el nivel en que estas, Dios Padre espera que seas como Cristo. Mira lo que dice :Hechos 2:42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

¿Qué significa esto? Acaso que un día tenían ganas de leer la Biblia y la leían, o  ¿que un día estaban aburridos en casa y  tienes que elegir entre ir a una reunión de la iglesia y quedarte en casa ¿¿Significa eso? Y tenemos que decir ¡NO!

Perseverar en la doctrina de los apóstoles significa que estos primeros cristianos, vivían sistemáticamente, acercándose a la Palabra de Dios. Hermano si tú quieres tener este propósito tienes que tener este ingrediente, día a día tienes que estar seguro  de que estás creciendo.

Por esa razón estamos interesados en edificar a la iglesia y que mejor manera de hacerlo que con Estudios de teología para el liderazgo. Queremos invitar a todas las personas que nos leen, para que se acerquen a nuestra iglesia y que pregunten por los estudios de ETE. Estudios Teológicos por extensión. Son Gratuitos.

 

CONSTRUYENDO Y DESTRUYENDO

Hermano y mi amigo en la vida algo estamos construyendo, o destruyendo, no hay nada estático. Las vidas no  se destruyen por circunstancias, las vidas se destruyen cuando no hay cimientos. Y tu vida se puede caer, si tú no la sustentas sobre la roca, que es Jesucristo, porque Jesús dijo que separado de El nada podéis hacer.

Hermanos la escritura nos manda a edificarnos de manera permanente. En Mateo 7 en el sermón del monte, el Señor termina el sermón con una tremenda ilustración, Mateo 7:24-27.

  24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena;27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.

Dos personajes que están construyendo una casa, pero aquí la palabra casa no es una casa física, aquí la palabra casa significa  VIDA, algo estamos construyendo, algo estamos haciendo con nuestra vida.

En donde radica la diferencia entre estos dos constructores, ¿en los materiales que usaron? No, es el cimiento que usaron, y el cimiento no se ve. El cimiento solo se ve cuando la casa se cae, pero cuando la casa se cae es demasiado tarde. Por eso que la vida cristiana es un avance o retroceso, la vida cristiana no se le puede comparar a una sistema de transmisión  de un automóvil, porque la transmisión tiene D tiene R y una N de neutro.

Hermano amado, en la vida cristiana, no existe ese punto neutro. O estás avanzando o estás retrocediendo; o estás creciendo o te estás achicando espiritualmente. Solamente tienes que mirar a la semana pasada, al mes pasado o al año pasado y date cuenta en un análisis honesto delante de Dios.

Si estás edificando, que estás edificando. El apóstol pablo nos dice en 1Corintios 15:58 Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.

 

VIDA BALANCEADA

Si quieres vivir una vida balanceada entonces tienes 2 propósitos que cuidar. El amar a Dios sobre toda las cosas, y preocúpate por crecer. La tercera actitud que tenemos que tener  y la Palabra clave es INTEGRAR.

PERSEVERANDO EN EL INTEGRAR A OTROS EN EL SENOR,  En el capítulo 2 de Hechos la iglesia primitiva sabía integrar a los que no pertenecen  al pueblo de Dios; Sabían de su responsabilidad, sabía que necesitaba evangelizar,  abrir sus labios para contar las maravillas que el Señor había hecho; Para que otros llegaran al conocimiento de la verdad.

Mira lo que dice Hechos 2:41 Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas.

  Todos tenemos una misión en la vida, y  esa misión es ser testigos de Cristo. Usted sabía que la palabra que se traducía por testigo  es Marthur  en el griego, de esa palabra Marthur, viene la palabra Mártir. Con el pasar del tiempo, ser un testigo de Cristo o ser un mártir llego a ser lo mismo.

 

LA CUARTA ACTITUD ES: PERSEVERANDO EN EL OBRAR PARA EL SENOR  43 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. Hechos 2:43

Algunos creyentes, guiados por Dios comenzaron a hacer cosas insólitas, cosas que nunca se había visto, otros según el verso 45 vendían y repartían. y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno Hechos 2:45.

No quiere decir que Dios manda a todos a hacer esto, pero en la iglesia primitiva algunos hombres fueron llamados a hacer esto.En el capítulo 4 encontramos un ejemplo positivo, 36 Entonces José, a quien los apóstoles pusieron por sobrenombre Bernabé (que traducido es, Hijo de consolación), levita, natural de Chipre 37 como tenía una heredad, la vendió y trajo el precio y lo puso a los pies de los apóstoles. Hechos 4:36-37.

  Uno de los hombres que Dios le dijo que vendiera todo fue Bernabé, para repartirlo entre los pobres. Pero si  leemos en el principio del capítulo 5 te sorprenderás. Hechos 5:1-2.  Pero cierto hombre llamado Ananías, con Safira su mujer, vendió una heredad, 2 y sustrajo del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo sólo una parte, la puso a los pies de los apóstoles, Hechos 5:1-2

Estos son los dos extremos, ambas personas hacen lo mismo,  ambos traen el producto de la venta de sus heredades,  pero uno sustrae una parte, es decir adultera una piedad.

 

EL ÚLTIMO PROPÓSITO ES:PERSEVERANDO EN EL UNIFICAR LA FAMILIA DEL SENOR

“Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y los repartían a todos según la necesidad de cada uno, Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón”Hechos 2: 44-46.

Aquí si había un gran testimonio de unidad, la comunión unos con otros dentro de la familia de Dios, es la señal distintiva, Mira lo que dice Efesios 1:10 “De reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra”. Efesios 1:10.

Dios tiene un plan universal, reunir todas las cosas en Cristo, y El será el centro de todo, hacia eso marcha el plan de Dios. No importa a lo que Dios te llame,  tú necesitas trabajar por que la familia de Dios se unifique, que tengamos ese compañerismo que soñamos, eso es lo que Dios quiere.

Que esta sociedad individualista entienda que el cristiano, es una persona que sabe vivir en comunidad, que sabe vivir en unidad, y sabe mantener unida su familia. Yo te desafío a que te preguntes cuantos vecinos tú conoces por su nombre. Y nos vamos a dar cuenta el grado de individualismo en que vivimos.

Pero somos cristianos, y podemos ignorar lo que está pasando nuestro vecino, las angustias de mi compañero de trabajo. ¿en que estamos ayudando para unificar la familia de Dios?, ¿Cuál es nuestro grano de arena con que estamos aportando para este fin?, Mira lo que dice Juan 10:16

“También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor”.

Habrá un sólo rebaño y un sólo pastor, el Señor será el centro, tremenda declaración de integración. Después de 6 semanas de tratar esta serie de 40 días con propósito, debemos preguntarnos,

¿Que he aprendido hasta hoy? ¿Cuál es el balance de todo lo extraído de la Palabra de Dios?;

Hermanos debemos hacer un análisis de estas 5 actitudes, ¿Estoy amando al Señor?, ¿Él es el centro de mi vida?, ¿Estoy edificándome?, ¿estoy creciendo?, ¿Estoy evangelizando?, ¿estoy cumpliendo la misión?, ¿estoy integrando  a los que no son del redil?.

Estoy obrando en el Señor, estoy sirviendo a la Familia de Dios, ¿estoy unificando a la Familia de Dios, estoy haciendo compañerismo en la familia de Dios?.

Hermanos tenemos un tremendo desafío para hacerlo antes de marchar a casa, estos 5 propósitos  pueden hacer el cambio en tu vida, estos cinco propósitos pueden revolucionar tu forma de pensar a cerca de la iglesia.

Quiera Dios que entendamos y consideremos estos propósitos y podamos meternos en serio con Dios. Quisiera que le digas al Señor: ¿Que estás construyendo, hacia donde marcha tu vida?, ¿Cuáles son los planes que él tiene para ti?. El balance es una  palabra clave; El perseverar es la otra Palabra clave; Amar a Dios,  Preocuparme en Crecer, Ser testigo de Cristo, El obrar en Cristo, ayudando a los demás, Unificar La Familia de Dios.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *