EL EVANGELIO EN MARCHA

Evangelizar es un acto que da la Gloria a Dios

TEXTO BIBLICO: 2 CORINTIOS 4: 1-6

Por: Rev. Ricardo Carrillo

 

INTRODUCCION

Queremos cerrar nuestra serie que dejamos inconclusa; queremos compartir de algunas implicaciones que tiene el anunciar el evangelio de Jesucristo, y vamos abrir nuestras Biblias en 2 Corintios 4, allí centraremos nuestro mensaje, y descubriremos que significa anunciar el evangelio con una motivación perfecta, que es darle la Gloria a Dios.

Quizás hemos leído varias veces este capítulo 4 de 2 Corintios, pero cada vez que lo leemos, encontramos algo que el Señor nos quiere remarcar, es mi anhelo que hoy tu puedas descubrir el verdadero sentido de testificar el evangelio, pensando en la Gloria de Dios.

Pensar que ese será el motor que te va a llevar a testificar de una manera poderosa. Por eso que quiero sumergirme en la Palabra de Dios y hablar de las implicaciones. Cuáles son estos elementos que pueden ayudarnos para mejorar sustancialmente nuestra relación con el Señor y con los perdidos.

En este pasaje encontramos por lo menos 4 implicaciones que trae la comunicación del evangelio; para que puedas recordarlo siempre, hemos elegido Cuatro palabras que empiezan con la letra E.

El propósito de este mensaje es que podamos revisar nuestras motivaciones frente al desafío de ser testigos de Cristo dando la Gloria  Dios. Yo no quisiera preguntar cuántas personas han anunciado a Jesucristo esta última semana, porque como hemos estado compartiendo con ustedes las últimas estadísticas. el porcentaje de 5 % y lo más trágico de esto, es que nosotros los cristianos, que hemos recibido la salvación y que gozamos de la vida eterna, pero nuestra boca permanece cerrada. Hermanos la primera implicación de estas cuatro que trae 2 Corintios 4 es:

 

EL EVANGELIO PUEDE SER ENCUBIERTO.

¿Cuándo el evangelio puede estar encubierto?, no es fácil responder esta pregunta, esta implicación de encubrir el evangelio tiene que ver con el anunciador, cuando tú y yo hablamos  de Jesús.

El primer indicador es el saber si  ¿estoy encubriendo el mensaje de Jesús o el mensaje está llegando limpio a la persona que lo está recibiendo. Leamos el verso 1 y 2 de 2corintios 4 Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos.Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios.

El apóstol Pablo pone las bases, la premisa fundamental, que hace que tú seas un mensajero del Señor. Quizás tú puedas decir que estás predicando o estás sirviendo al Señor, porque tú le lo has propuesto, o que entendiste tu llamado, pero no es nada de eso, en el verso 1 dice que  es solo por la misericordia de Dios.

Si tú permaneces en la fe, es por la misericordia de Dios, y si tú puedes abrir tu boca para contarle a alguien lo que Dios hizo por ti, es por la misericordia de Dios. El ministerio, el servicio, la acción de anunciar a Jesús es algo parte y se sustenta en la misericordia de Dios.

No se basa en el hecho de que yo pueda saber mucha Biblia, ni que la otra persona se encuentra tan alejada de Dios, que sentimos compasión por ella, porque aun las personas, que aparentan ser muy felices y muy estables, tienen una necesidad muy grande de Cristo.

Pablo dice que es por la misericordia de Dios es que hemos recibido, este encargo, entonces no tenemos derecho a desanimarnos, ni a desmayar. Pero el verso siguiente, el verso 2 nos dice que no debemos hacer, porque eso, encubre el evangelio.

Pablo dice: Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios. 2Corintios 4:2.

Este es el verdadero desafío que tenemos todos nosotros y tiene que ver no con el que recibe el evangelio, al amigo que le testificas, sino tiene que ver con tu condición delante de Dios, tiene que ver con tu condición espiritual. Por esa razón él dice: necesitamos renunciar a lo oculto y vergonzoso.

Hoy queremos ir en el tema, a algo más sutil, que puede estar pasando en tu vida y que trae como consecuencia que tu boca permanezca callada. Pablo dice que debemos renunciar a lo oculto y vergonzoso y no andamos con engaños ni falseamos la Palabra de Dios. El verso 3 dice que si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; 2 Corintios 4:3.

 

¿CUÁL ES EL SIGNIFICADO DE ENCUBRIR PARA PABLO?

Encubrir significa dejarlo semi oculto, es decir la persona que te escucha, escucha un evangelio, pero no es un evangelio limpio. Quiere decir que existe una falta de transparencia y por eso la persona no lo entiende. Y esto depende del anunciante, depende del testigo.

Hermano depende de ti de mí cuando testificamos, nuestra condición puede encubrir el evangelio. Si tu no renuncias a lo oculto y vergonzoso, no vas a dejar de usar  la mentira como herramienta.

O vas a dejar de tergiversar la Palabra de Dios, ¿y a quienes afecta esto? entre los que se pierden, si leyéramos con cuidado esta frase, aquí no se está hablando de personas completamente perdidas, aquí se está hablando de personas que están en peligro de perderse.

Pablo utiliza el presente continuo en este pasaje, “…están perdiéndose”, pero hay esperanza de rescatarla. Lee la epístola de Judas, desde el verso 21 en adelante.

Lo queremos es que descubras que el anunciante siempre está afrente de diversos tipos de personas, pero lo más importante que queremos recalcar, es que tenemos que cuidarnos nosotros primero como anunciantes de encubrir el evangelio.

El encubrir el evangelio, entorpece la recepción del mensaje, perjudica en que la otra persona escuche claramente el mensaje del evangelio.

¿En qué sentido se encubre? Permítanme darles un ejemplo:

ILUSTRACION

Cierto predicador estaba predicando el evangelio, y dice: hermanos el Señor dijo: “el que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.” Es decir no necesitamos consumar el acto del adulterio, el adulterio se consume en la mente y en el corazón. Jesús lo dijo en el sermón del monte. El predicador podría decir, hermanos tenemos que trazar la palabra de Dios con equilibrio, porque uno puede mirar la belleza femenina, sin codiciar.

Días después este predicador está en adulterio. ¿qué está haciendo? En el momento que él está predicando, el está encubriendo el evangelio. ¿Está claro mis hermanos? En su mente del predicador, hay corrupción, su mente está corrompida, su mente no está en victoria.

Me entienden hermanos, no se siente en libertad de decir, saca la vista de allí, porque cuando tú miras a una mujer para codiciarla, ya estás en peligro. Él quiere barnizar la Palabra de Dios, porque en su conciencia, tiene problemas, tiene áreas en su vida que todavía no ha entregado al Señor, eso es encubrir el evangelio.

Estas personas podrían ver una película pornográfica y dice: no eso es arte. Eso es encubrir el evangelio; Una pareja, un pastor y su esposa, trabajan los dos, pero tienen economías separadas, entonces viene una persona para la consejería pastoral y le dice al pastor, sabe pastor mi esposa no sabe cuánto gano, ¿eso está bien?, y el pastor no sabe que responderle, porque el pastor y su esposa tienen economías separadas.

Entonces el pastor le va a dar una respuesta tibia, y no tienes autoridad para decirle al hermano, hermano usted está divorciado económicamente, como ser una sola carne, teniendo su economía separada. Eso es el evangelio puro.

 

SIGUE LA PROXIMA SEMANA

 

SI USTED DESEA CONTACTARNOS, POR FAVOR LLÁMENOS AL (571) 217-2000

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *