EL EVANGELIO EN MARCHA

Evangelizar es un acto que da la Gloria a Dios

TEXTO BIBLICO: 2 CORINTIOS 4: 1-6

Por: Rev. Ricardo Carrillo

 

EL EVANGELIO PUEDE SER ENTENEBRECIDO

Hablamos de que el evangelio puede ser oscurecido, pero al margen de las debilidades humanas, todo lo que concierne a nuestra carnalidad, que es un problema del anunciador; el evangelio puede ser encubierto, es decir, por no vivir lo que predicamos, caemos en el encubrimiento, pero también puede ser entenebrecido, puede oscurecerse totalmente. Es como que le cierra la cortina y lo oscurece totalmente. Esto ya es un evento espiritual, el apóstol Pablo lo menciona en el verso 4, por favor leámoslo: en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. 2Corintios 4:4

Pablo está diciendo que el enemigo de Dios y del hombre, satanás, ha oscurecido el entendimiento, la conciencia de las personas que no quieren acercarse al evangelio, han recibido un velo espiritual que le impide creer, que le impide ver la maravilla del evangelio de Dios.

Por eso es fácil caer en cualquier religión, cuando se vive en este estado de oscuridad. Existen muchos creyentes entre comillas, que andan así; en un cristianismo que no les demanda nada, hermanos amados estamos viviendo el evangelio de los últimos tiempos, escuchas un servicio religioso cada fin de semana y continúas todo el resto de la semana viviendo como te da la gana.

 

ILUSTRACION.

Y nos preguntamos porque nuestros hijos no tienen la fe que tenemos nosotros, porque nuestros hijos durante la semana están pensando en pasarla bien, con los juegos electrónicos, deportes y todo lo que les puede robar un espacio de acercamiento a Dios.

La palabra nos está diciendo en el verso 4, que además de que el hombre puede encubrir el evangelio, satanás puede entenebrecerlo, cegando a las personas. Pero ¿en quién sucede esto? Esto sucede a las personas que rehúsan creer, como decíamos semanas atrás, aquellos que escuchan el evangelio, pero rehúsan creer.

Por favor recordemos ese pasaje de Juan 3:18. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Es decir el problema está en la persona que rehúsa creer, no es que se va a condenar en el futuro, sino; que ya vive condenado, porque el rehusar creer lo ha condenado. Ahora Pablo nos está diciendo que esto es un problema espiritual y quien lo ocasiona es Satanás, quien produce esa ceguera de entendimiento. Aquí la escritura dice, que esta ceguera espiritual, este hecho de que satanás tira un velo para esta persona, es un hecho puntual y que ocurre en un momento de tu vida.

Desde ese momento ya no eres capaz de entender, así te venga a predicar un ángel del cielo, ¡ya no puedes entender el evangelio¡, porque, además que el que predica encubra con sus propias limitaciones el evangelio, está el velo que satanás pone.

Dijimos que este mensaje seria confrontante, por favor miremos Lucas 4:6, cuando Jesús fue llevado fue llevado a un monte alto y le tentó: Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy.

Satanás le dice a Jesús: porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy y es interesante, pero Jesús, no lo contradijo. Si hubiese sido mentira, el Señor le hubiera dicho, eso no es verdad. Hermanos Dios permitió que  satanás cegara a la gente.

Efesios 4:17, Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón.

Hermanos, ¿a quién está escribiendo el apóstol Pablo? A la iglesia de Éfeso, pero a quien se dirige en su carta, ¿a personas inconversas? ¡No!, Pablo le está hablando a cristianos, a hombres como tú y como yo, a personas que han nacido de nuevo. Pablo les dice, esto requiero de ustedes en el Señor, no andéis como los otros gentiles, no caminen como las personas que rechazan a Cristo, como las personas impías.

Pablo está diciendo que yo puedo ser cristiano y vivir como pagano, yo puedo ser cristiano y empezar sutilmente a retroceder en mi fe, y puede llegar el momento en que la palabra te diga, estás viviendo como que si no tuvieses a Dios en tu vida.

El apóstol dice que esto equivale a tener una mente vacía o vivir en la vanidad de la mente. La verdad es que podríamos hablar meses de esto, porque la Biblia nos dice que tú y yo tenemos la mente de Cristo.

Pero Pablo advierte a cristianos que pueden llegar a tener la mente vacía, no hagamos teología aquí, este proceso de ser entenebrecido, es trágico mi querido hermano, comienza con una mente obstinada.

 

ILUSTRACION.

En alguna oportunidad te ha pasado que has abierto la palabra de Dios y el Señor te dice: tienes que cambiar en esto Ricardo, entonces dices, Señor no entiendo, pero si entiendes, pero dices no entiendo.

Al día siguiente encuentro la misma enseñanza en otro pasaje bíblico, de mil formas Dios nos habla con el tema, y Dios quiere que cambie lo que tengo que cambiar, pero yo no quiero cambiarlo. Me enterco en rechazar la verdad de Dios para mi vida, ¿me entienden mis hermanos?, Pablo nos deja este proceso de entenebrecerse en Efesios 4:17. La dureza de corazón, trae oscuridad en nuestras vidas, si yo leo la Palabra y no la obedezco, habiéndola entendido, caigo en esa dureza de corazón.

 

PROYECTANDO EN OTROS NUESTROS PROBLEMAS.

LA OSCURIDAD, AJENO DE LA VIDA DE DIOS, AL DESENFRENO

Este es el proceso, ¿puede un cristiano vivir este proceso?  claro que si, ¿Puede un hombre de Dios llegar a caer en esta pendiente? Claro que si. Por ejemplo la Biblia dice: que el cristiano  miente por primera vez después de tener a Cristo en su corazón, el Espíritu Santo se entristece y le duele mucho haberle fallado al Señor.

La segunda vez me duele menos, la tercera le duele menos. Primero el Espíritu Santo se entristece y después el Espíritu santo se apaga en la vida del creyente. Es cierto que el Espíritu Santo, no se va de tu corazón, pero se queda calladito, entonces ya tiene libertad para vivir como pagano, entonces mientes y mientes, entonces abres ventanas tan grandes, para que Satanás controle tu vida y te conviertes en una persona que mientes para todo. Hermano como cristianos podemos retroceder con este proceso, el evangelio, puede ser encubierto, el evangelio puede ser entenebrecido.

 

EL EVANGELIO PUEDE SER ENVILECIDO

Esto tiene que ver con la gloria humana, 2 Corintios 4:5 Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús.

Lo que Pablo está diciendo es, cuando yo predico el evangelio solo tengo un tema, no me anuncio a mí mismo, ese tema es Jesucristo y a este crucificado. Hermano cuando predicamos el evangelio debemos de tener una sola motivación  y esa motivación es anunciar a Jesús.

No quieres anunciarte a ti, No quieres glorificarte tú, No quieres mostrarle a la gente que tú eres más santo, Ni que tú eres más espiritual que todos, ni que tú eres más moral, etc. etc.

No puedes hacer propaganda de ti mismo, SOLO HABLA DE JESUS. No hay peor condición que robarle la gloria a Dios. Isaías 22:8 Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas, hermanos la Gloria solo es de Dios.

Este es un tremendo problema mi hermano, porque cuando tú te presentas como más espiritual, como más moral que otra persona, eso se llama orgullo espiritual y tienes que recordar que el orgullo espiritual, venció a Satanás. Es sumamente sutil esta forma de entorpecer el evangelio, no solo entenebrecerlo sino envilecerlo, hacerlo vil.

 

 

SI USTED DESEA CONTACTARNOS, POR FAVOR LLÁMENOS AL (571) 217-2000

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *