La revancha de la Foquita

November 20, 2017

DEPORTES

La revancha de la Foquita

 

Jefferson Farfán marcó el 1-0 en la histórica clasificación de Perú a Rusia 2018. Volvió a la selección en agosto tras 17 meses sin ser convocado. “Ahora vendrán mejores cosas”, aseguró tras la victoria ante Nueva Zelanda;  Me he preparado tanto para este partido que mi sueño estaba intacto.

 

A los 33 años, Jefferson Farfán sabía que el repechaje ante Nueva Zelanda era el último tren que le pasaba en su carrera. Había estado casi un año y medio fuera de la selección pero la del miércoles era “su” noche: era el único de los históricos 4 Fantásticos que iba a estar en la cancha en el partido más importante de su generación, el que podía devolver a Perú a una Copa Mundial de la FIFA tras 36 años.

Y La Foquita no se subió al tren. Lo tomó por asalto. Fue el delantero punzante que ayudó a marear a los neozelandeses, el que sacó un balazo para poner el 1-0 y que el Nacional de Lima temblara. Faltaban 62 minutos para celebrar la clasificación a Rusia 2018 pero el festejo peruano y del propio Farfán fue tan intenso que parecía un gol en tiempo de descuento. Así de gigante era la tensión que había.

“Teníamos que ganar como sea. El equipo manejó muy bien la ansiedad. Había mucha ansiedad porque era una final pero estuvimos muy metidos y salieron las cosas muy bien”, explicó después, ya duchado, ya más tranquilo, ya sin esas lágrimas que se le cayeron tras el pitazo final por la clasificación y por su amigo, Paolo Guerrero. A él le dedicó su tanto mostrando al mundo su camiseta número 9.

“Esto va para mi compadre con mucho amor y cariño de corazón. Paolo esto va para ti. Te lo prometí”, había dicho totalmente desbordado por la emoción en el campo de juego. Guerrero se perdió el repechaje por estar suspendido provisionalmente por haber dado positivo un control antidopaje realizado tras el empate ante Argentina por la penúltima fecha de las eliminatorias sudamericanas.

 

LOS MESES OSCUROS, LA REVANCHA FINAL

Guerrero, Claudio Pizarro y Juan Manuel Vargas son los otros tres integrantes de “Los 4 Fantásticos”. Así los llamaron en Perú durante los clasificatorios a Brasil 2014. Paolo fue el símbolo indudable del recorrido hacia Rusia, lo que hizo su ausencia más dolorosa.

En cambio, pese a su experiencia y nombres de estrella, Farfán, Pizarro y Vargas quedaron fuera de las convocatorias de Ricardo Gareca en marzo de 2016 tras empatar como locales ante Venezuela. La Foquita fue en descenso: dejó el Schalke 04 para ir a la liga de Emiratos Árabes Unidos primero y, en octubre, quedarse sin equipo. A comienzos de 2017 firmó contrato con el Lokomotiv de Moscú y empezó a jugar.

En agosto de este año fue convocado para jugar ante Bolivia y Ecuador. “Farfán sabía que debía respetar las nuevas reglas de la selección para volver”, explicó Juan Carlos Oblitas, director de la FPF.

En 4 partidos jugó 160 minutos, pero el problema con Guerrero lo volvió a poner en un lugar estelar. Le sacaron una pelota sobre la línea en Wellington pero en Lima sí regresó al gol y le puso un moño a su revancha personal. (fuente: Fifa.com)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *