Soy mejor que tu

December 2, 2017

EL EVANGELIO EN MARCHA

Soy mejor que tu

SERIE: “CUIDADO, GENTE INTERACTUANDO”

Por: Rev. Ricardo Carrillo

 PRIMERA PARTE

Lectura Bíblica: Filipenses 2:1-11

INTRODUCCION

Una de las formas de adorar a nuestro Dios es escuchando su Palabra, y es un privilegio estar atentos a esa Palabra que Dios quiere utilizar para llamar nuestra atención. Muchas veces cuando hablamos de celos y envidias, pareciera que significan lo mismo, pero el Nuevo Testamento nos dice que son distintos, ¿en qué se diferencia la envidia de los celos?.

LA ENVIDIA. Desea privar a la otra persona de lo que tiene, ese es el concepto de la envidia, que yo quisiera que esa persona no tuviera  lo que ha logrado.

EL CELO. Yo deseo tener lo mismo que tiene la otra persona, lo que pasa que muchas veces los celos están mal encaminados.

La Biblia presenta  algunos casos de celos como algo positivo, por ejemplo Dios es celoso, ¿verdad?, Recuerdan ese pasaje de la purificación del Templo, esto fue para el cumplimiento de una profecía “…el celo de tu casa me consume…” Y tomó a esos cambistas y los echó, porque ellos habían convertido la casa de oración en cueva de ladrones, pero ¿en qué medida, el querer ser mejor que tú,  me lleva a caer a mí, en el problema de las envidias y de los celos?

Tenemos tres preguntas que durante este mensaje estaremos pidiendo al Señor que responda cada una de ellas, la palabra principal se escribe con E.

 

¿CUAL ES LA ESENCIA DE LA ENVIDIA?

¿Qué es en si la envidia?, los profesionales  de la mente humana dicen: “QUE LA ENVIDIA PROCEDE DE DOS FACTORES PSICOLOGICOS QUE SON NATURALES EN EL HOMBRE.

Uno es el deseo y el otro es la comparación; el envidioso admira lo que tiene el otro, pero a la vez se frustra porque él no puede obtener lo mismo y en esa frustración la persona envidia, no siente cariño por la persona que tiene lo que ella no tiene, siempre reacciona con la crítica, si alguien no se lleva bien con ella, yo me junto con esa persona en la crítica, porque no tengo empatía con ella pero en el fondo, es envidia.

 

ILUSTRACION

Conocí una persona, que tenía mucho tiempo en este país y no había hecho mucho que digamos por su desorden en la vida, pero tenía un amiga que Dios la había bendecido de una manera tremenda, en poco tiempo, y se hizo ciudadana y se compró una casa hermosa, en un lugar muy exclusivo.

Un día esta persona llega para  conocer la  casa de su amiga, y se encuentra que esta casa era hermosa, cuando llegó a la  puerta de la casa, esta mujer comenzó a llorar de rabia, y decía ¡Porque, porque, porque! Ella se ha comprado esa casa y yo no lo he podido hacer.

La envidia nos atrapa emocionalmente, alguien definió la envidia de una manera muy simple: “es el sentimiento de disgusto al ver la prosperidad de otro”.

Quizás en este momento tú estás diciendo, mire pastor la verdad que yo no soy envidioso, puede que sí, puede que no, pero permítame ver con usted tres pasajes bíblicos donde descubriremos el lugar común de la envidia, el común denominador de la envidia.

 

1.LOS PATRIARCAS VENDEN A JOSÉ

Aquí comienza la historia de la familia de Jacob, “Y amaba Israel (Jacob) a José más que a todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores.  (…)  Y sus hermanos le tenían envidia” Génesis 37: 3,11.

¿Que hizo Jacob?, le hizo una túnica a su hijo menor, de colores, pero en verdad, en el tiempo que se vivió este episodio bíblico, los colores no tenían importancia, lo más importante para esta cultura era la forma de la túnica, Jacob le hizo a su hijito José una túnica que tenía unas mangas largas y anchas, de tal manera que cuando levantaba los brazos, quedaban descubiertos, por lo ancha de esas túnicas.

Es interesante traer a colación de Isaías, cuando menciona que el Señor desnudó su brazo,es que el Señor levanta los brazos para hacer un anuncio y queda con el brazo desnudo, porque cae esa túnica de  bocas anchas, eso fue lo que le hizo Jacob a su hijo engreído José, que era el menor de todos en ese momento.

Es necesario explicar esto, el que le ponga una túnica de esas características significaba muchísimo en la cultura judía,  significaba que para el padre, ese hijo era el heredero, era el que iba a heredar la primogenitura, esa túnica de colores de piezas grande era señal de autoridad. Y eso fue lo que generó la envidia de los hermanos.

 

  1. SAÚL PERSIGUIENDO A DAVID

Todos sabemos desde chicos la historia de David y Goliat, como David lo venció, pero esto generó la envidia de Saúl el rey de aquel entonces ¿por qué las mujeres cantaban?: Saúl persigue a David.

Así dice el verso 6:  Aconteció que cuando volvían ellos, cuando David volvió de matar al filisteo, salieron las mujeres de todas las ciudades de Israel cantando y danzando, para recibir al rey Saúl, con panderos, con cánticos de alegría y con instrumentos de música Y cantaban las mujeres que danzaban, y decían:  Saúl hirió a sus miles, Y David a sus diez miles  8 Y se enojó Saúl en gran manera, y le desagradó este dicho, y dijo: A David dieron diez miles, y a mí miles; no le falta más que el reino  1Samuel 18:6-8.

Desde aquel día Saúl no miró con buenos ojos a David, es un canto de popularidad, en donde la envidia ha brotado en el corazón del rey, porque David se había hecho más popular que él. David es mejor que tú, yo soy mejor que tu, y surgió la envidia en Saúl.

 

3.LOS SACERDOTES ENTREGAN A JESÚS

Porque sabía que por envidia le habían entregado Mateo 27:18 ,Pilatos había discernido, un pagano, como Pilatos, se había dado cuenta lo que los sacerdotes sentían envidia, por eso es que Pilatos quería salvar a Jesús, porque sabía que por envidia lo habían entregado.

¿Cuál fue la motivación de los sacerdotes para entregar a Jesús? La envidia, estos son los tres ejemplos Bíblicos, ¿cuál es el común denominador de estos ejemplos, cual es el lugar común de ellos, en que se parecen?  Se parecen en la motivación, que fue la envidia.

Y en los tres casos la envidia era, por lo que se llama “TRANSFERENCIA DE AUTORIDAD”; Los hermanos de José, seguro decían, ¿Cómo es posible que este niño sea el que vaya a gobernar?, porqué papá lo engríe, hay un enojo interior al sentirse desplazados, la envidia es un signo de inseguridad emocional, los celos también, lo que tenemos que entender es que: muchas veces  el concepto de autoridad o de influencia sobre otras personas, se ve amenazado en mi ser interior, cuando algo ocurre con una persona, tiene éxito y yo me veo amenazado, y lo podemos llevar a cualquier ámbito de tu vida.

Por ejemplo tu esposa comienza a ganar más que tú. Y tú te sientes amenazado, porque tu autoridad puede llegar a palidecer, eso es pura mentira, por supuesto, porque el matrimonio no es una competencia de quien lleva más dinero a la casa, pero cuando hay transferencia de autoridad, puede brotar la ENVIDIA.

En los tres ejemplos vemos que la envidia brota por “TRANSFERENCIA DE AUTORIDAD”

 

ILUSTRACION.

Te pregunto ¿Qué sientes tú cuando recibes la noticia que a tu compañero de trabajo lo ascendieron, y le dieron un cargo de jefatura, o cuando le aumentan de sueldo?; cuando alguien conocido por ti, logra un éxito en su profesión y tú no lo logras, o cuando los padres de los compañeros de la escuela de tus hijos, uno de sus compañeros que es hijo de tu amigo se saca el premio de aprovechamiento  con honores.

Qué sientes cuando en la iglesia, un hermano se está perfilando a ser un líder y cuando los hermanos lo están reconociendo y el pastor también y tú te sientes rezagado, ¿Qué sientes? La envidia va por dentro, tenemos que reconocer que lo que sentimos es envidia.

 

SIGUE LA PROXIMA SEMANA

 

SI USTED DESEA CONTACTARNOS, POR FAVOR LLÁMENOS AL (571) 217-2000

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *