Soy mejor que tu

December 11, 2017

EL EVANGELIO EN MARCHA

Soy mejor que tu

SERIE: “CUIDADO, GENTE INTERACTUANDO”

Por: Rev. Ricardo Carrillo

 

SEGUNDA PARTE

 

¿CUAL ES EL EXTREMO DE LA ENVIDIA?

El extremo es el ASESINATO.  Miremos el Génesis 4:8  Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató.

En Génesis 4 algo había ocurrido, ambos habían sido instruidos para ofrecer adoración al Dios creador; y ellos trajeron sus ofrendas de adoración a Dios, Caín trajo vegetales y Abel era pastor le trajo lo mejor de sus ovejas.

Es interesante saber que Caín y Abel eran vegetarianos en aquel tiempo, y la pregunta que hacemos es ¿para qué criaba  esas ovejas?, ¿quiénes  se la comerían? Esa ofrenda de Abel, fue aceptada por el Señor, porque Dios ve al oferente antes que la ofrenda, no podemos cambiar el orden, siempre DIOS ve primero a la persona que trae la ofrenda y después la ofrenda.

4 Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda;(A) 5 pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante 6 Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante?7 Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él. Génesis 4: 4-7.

Todo esto ocurrió antes que Caín le diga a su hermano salgamos al campo para matarlo. Y el Señor le estaba advirtiendo a Caín, ¡Cuidado! El pecado está a la puerta, y la descripción en el génesis a cerca del pecado, era una fiera que estaba a punto de lanzarse sobre su presa, por eso Dios le decía a Caín ¡Cuidado Caín! El pecado está listo para saltar sobre ti. Caín llego al asesinato, pero otros no llegaron, aunque quisieron, pero no llegaron.

 

LOS  PATRIARCAS TUVIERON MIEDO DE MATAR A JOSÉ

Ahora pues, venid, y matémosle y echémosle en una cisterna, y diremos: Alguna mala bestia lo devoró; y veremos qué será de sus sueños: Génesis 37:20

Ellos querían matar al hermano por que le tenían envidia, porque el hermano estaba haciendo una “TRANSFERENCIA DE AUTORIDAD”, El sería el próximo jefe del clan.

 

LOS SACERDOTES NO PUDIERON MATAR A JESÚS

En este caso mira lo que dice Pilatos: Entonces les dijo Pilatos: Tomadle vosotros, y juzgadle según vuestra ley. Y los judíos le dijeron: A nosotros no nos está permitido dar muerte a nadie; Juan 18:31.

Que querían hacer, matarlo, ¿Por qué? Por envidia Y simplemente no pudieron matar al Señor, porque no era la forma como la profecía decía que tenía que morir nuestro Señor.

 

EN EL CASO DE SAÚL ¿QUÉ PASO?

Saúl no pudo matar a David; Y arrojó Saúl la lanza, diciendo: Enclavaré a David a la pared. Pero David lo evadió dos veces:1 Samuel 18: 11. Si tu lees, descubres que el Rey Saúl desató una persecución homicida, con obsesión, ¿cuál es el extremos de la envidia?, el Asesinato.

¿Necesitamos cometer el acto mismo de asesinato para cometer pecado?, Porque Jesús dijo: el que se enoja con su hermano es homicida. ¿Te has enojado contra tu hermano? ¿Te has enojado con alguna persona?

 

ILUSTRACION

De un viejito que tenía como 50 años de casado y le hacen una entrevista, y le dicen ¿señor usted nunca ha pensado en el divorcio?, y el viejito mira y a su esposa y le dice: “en divorcio Jamás, pero en asesinato muchas veces.” Y ¿habremos llegado de desear la muerte de algunos por ENVIDIA? Hermanos estamos expuestos a los celos, a la envidia, a la rivalidad siempre y la tercera pregunta es:

 

¿CUAL ES EL EPILOGO DE LA ENVIDIA?

En que puede terminar la envidia, y hay dos caminos que podemos escoger

La Autodestrucción: El corazón apacible es vida de la carne;  Mas la envidia es carcoma de los huesos Proverbios 14:30.

Lo que está diciendo el Proverbista es que la envidia puede causar un daño físico en ti; la envidia te puede llevar hasta el asesinato, pero si no te lleva al asesinato puede causarte un daño físico.

La envidia te va carcomiendo por dentro, te va destruyendo poco a poco, quizás no te das cuenta de eso pero cuando tu caes en este proceso de autodestrucción, pareciera como un niño que baja por un tobogán nadie lo para. Es una bajada que debemos considerarla en nuestras vidas. Este es el camino que debemos evitar, pero el camino que debemos tomar es:

 

LA AUTO NEGACIÓN

La auto negación presenta a la humildad como el remedio contra la envidia, contra los celos, contra las rivalidades. Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo Filipenses 2:3.

Este es el llamado que hace Dios, ¿quieres ser libre de todo tipo de envidias, de todo tipo de rivalidad, de todo tipo de celos malsano? Tienes que entrar en el terreno de la auto negación. Tienes que tener humildad.

Pero no seamos como algunas personas que salen a dar testimonio y dicen: cuando yo era humilde, tú estás afirmando que eres humilde, y no es así, los demás tienen que reconocer tu humildad, tú solo no puedes reconocerte como humilde, porque si tú te crees humilde, eres el más orgulloso de los seres humanos.

Filipenses 2:4 dice: No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. El énfasis de la palabra cada uno, en el original está en plural, no solo que una persona tenga envidia de otra, sino que también es aplicable a un grupo que tiene envidia de otro.

Esto podría ocurrir aquí en la iglesia del Señor, gracias a Dios que todavía somos pocos, en la medida que crezcamos, se van a presentar estos problemas, a la envidia entre grupos, la competencia entre grupos y tenemos que evitar eso, tenemos que crear en nosotros ese pensamiento que la iglesia tiene que ser unida, la iglesia va a impactar por su unidad y por el amor que nos tenemos.

 

LA SOLUCIÓN

La solución lo vemos en el mismo verso 3, antes bien con humildad, estimando a cada uno, como superiores a el mismo. ¿Cómo enfrentar el desafío de ser humildes? ¿Cómo enfrento al desafío de ver a mi hermana, mi hermano como superior a mí?, es eso lógico, rompe con nuestro enfoque mental  de primero yo, segundo yo y tercero yo.

Para enfrentar este desafío; tenemos que leer a Pablo y el verso 5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús Filipenses 2:5 “este sentir”, en el original la palabra sentir no se refiere a los sentimientos, sino a los pensamientos, a la mente. Y esto que nos pasa cuando sentimos envidia por alguien, sentimos ¿Cómo? Tenemos que venir al ejemplo de ejemplos.

Pablo dice: Sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; Filipenses 2:7. La palabra nos enseña que el Señor, se negó así mismo, la auto negación, ¿entiendes hermano? Jesús nos da el ejemplo, siendo Dios, dice que el renunció a ser Dios, dejó a un lado su deidad para humillarse por ti y por mí.

Tú quieres ser humilde imita a Jesús y el Señor dijo: Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas Mateo 11:28-29

 

CONCLUSION.

¿Cuál es la esencia de la envidia? del deseo y la comparación. Transferencia de autoridad

¿Cuál es el extremo de la envidia?: el asesinato; ¿cuál es el epílogo de la envidia? La autodestrucción, Auto negación.  La humildad se aprende.

 

SI USTED DESEA CONTACTARNOS, POR FAVOR LLÁMENOS AL (571) 217-2000

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *