La lealtad en nuestra vida

January 14, 2018

EL EVANGELIO EN MARCHA

La lealtad en nuestra vida

Por: Rev. Ricardo Carrillo

 

SERIE: VIRTUDES DE LA VERDADERA RELACIÓN

PARTE II: TEXTO BIBLICO. 1 Samuel 18:1- 8

 

LA LEALTAD SUPERA TODO INTERÉS FAMILIAR

 

  Ya no veremos este interés desde el punto de vista Macro, sino Micro. Si en el capítulo 18 vimos el interés social. En el capítulo 20 veremos este interés familiar. ¿cómo ve la gente, el interés familiar?

Y como muchas veces nosotros los cristianos podemos rebajarnos al nivel del interés familiar, y nunca dejar que nuestra lealtad, supere eso y nos movemos según los parámetros del mundo. Y a nuestro Dios no le gusta eso. Y en el capítulo 20, en la historia de David y Jonatán aparece también el rey Saúl, Padre de Jonatán.

Este capítulo 20 se inicia con un diálogo entre David y Jonatán y él preocupado le dice a su amigo, ¿Qué he hecho yo? ¿Cuál es mi maldad o cuál fue mi pecado contra tu padre para que busque mi vida?

David está preocupado, porque ya ha tenido varios encontrones con el rey; el rey le ha lanzado dos veces la lanza y ha quedado clavada en la pared, con la intención de matarlo. David se da cuenta que el rey quiere matarlo. Hay un diálogo entre ellos en ocasión de una fiesta, la fiesta de la luna nueva, que aparece en el versículo 5 del capítulo 20.

David quería estar seguro de lo que el padre de Jonatán quería hacer en esa reunión contra él, y le dijo mañana se va a realizar esta fiesta y esta fiesta dura tres días, entonces yo voy a estar ausente los dos primeros días, y tú tienes que mandarme algún mensaje, para saber el sentir de tu padre con respecto de mí, si me puedo acercar a mesa o no.

Al segundo día, el rey ve que la silla de David estaba vacía, y le pregunta al hijo, ¿Qué pasó, porque David no está aquí; Entonces Jonatán practica una mentira para justificarlo le dice que: David tenía que viajar a su tierra Belén y me dijo que iba estar ausente y yo le dije, está bien. La reacción de Saúl fue muy violenta, porque él quería asesinar allí a David, leamos 1samuel 20:30

En palabras: ¡Hijo de mala madre!, exclamó, ¿Crees que no sé qué eres muy amigo del hijo de Isaí, para vergüenza tuya y de tu desgraciada madre? 1 Samuel 20:30 (NVI).

Quizás muchas personas tenemos recuerdos de nuestra niñez violenta y marcada por el mal trato de los padres, eso es lo que Saúl hace aquí; cuantas veces como padres, como en el caso de Saúl, estamos anteponiendo los interés familiares, a lo que es la verdadera lealtad; porque tanto Saúl como su hijo Jonatán sabían que la voluntad de Dios era que David le sucediera en el trono, pero Saúl, está tan encerrado con sus intereses familiares, que por todos los medios quiere matar a David, para que su hijo sea el heredero, por eso es que reacciona así, no solo en palabras sino también en acciones.

 

EN ACCIONES:

Le arroja la lanza a su propio hijo, por toda respuesta, Saúl le arrojó su lanza para herirlo. 1 Samuel 20: 33 (NVI).

¿Porque le arroja la lanza a su propio hijo?, porque Jonatán le pregunta pero ¿papá que ha hecho él?, para que lo persigas y él papá quiere matar a su propio hijo. ¿Te das cuenta?

Cuando se produce ese ataque Jonatán descubre las verdaderas intenciones de su padre y le manda el aviso a David, para que no venga a la mesa, sino que huya.

Lo que me impacta más de este capítulo está en los versos 14-15, Jonatán hablando con David:

Y si todavía estoy vivo cuando el Señor te muestre su bondad, te pido que también tú seas bondadoso conmigo y no dejes que me maten. ¡Nunca dejes de ser bondadoso con mi familia..) 1 Samuel 20:14,15 (NVI).

Jonatán sabía que una costumbre cultural, era que cuando una dinastía, reemplazaba a otra en un reino, la dinastía que entraba mataba a todos los herederos, para que no quedara ninguno que reclamara el trono y ese temor de Jonatán, hace que le pida esto a David.

Mira que si tú accedes al trono por favor, no me mates a mí, ni a mi familia, espero que seas leal.

 

INTERÉS FAMILIAR

En el capítulo 18 ese interés social en el capítulo 20 ese interés familiar y en el capítulo 23  interés personal. Porque los amigos se separan, porque Saúl comienza a perseguir a David  por todo el país para matarlo y David comienza a huir de la furia homicida del rey.

De repente Saúl se entera que David está en Hores, pero Jonatán también se entera y hace un viaje para encontrarse con su amigo. Aquí hay un diálogo que sostienen los amigos en el verso 16-17

Jonatán hijo de Saúl fue a ver a David en Hores y lo animó a seguir confiando en Dios. “No tengas miedo, le dijo, que mi padre no podrá atraparte; tú vas a ser el rey de Israel y yo seré tu segundo, 1 Samuel 23:16,17  (NVI).

Jonatán le está diciendo a David en otras palabras: No importa que mi Padre te quiera matar, pero tú vas a ser el rey  y yo siempre te seré leal, yo seré el segundo. Una lealtad que va más allá de los intereses personales.

 

ILUSTRACION

Déjame contarte una historia que quizás la conoces desde niño, ¿Quién no escuchó de Esopo, él fue un escritor de tantas fábulas, él vivió en el siglo VI antes de Cristo y escribió muchas fábulas, déjame contarte una:

Dice que dos amigos que iban viajando por el campo, y de repente aparece un oso feroz, de los osos grises, y uno de ellos que tenía una gran agilidad, se subió a un árbol alto pero el otro no tenía la misma agilidad, y recordó que los osos no se interesan por los cadáveres y se echó y se hizo el muerto, el oso se acerca lo huele, lo va rodeando, él ni respira, se le acerca a la oreja, y lo huele y se queda unos segundos allí, y luego se va y cuando el oso está lejos el amigo baja del árbol y comenta: ¡qué tal experiencia hemos vivido y el amigo le dice sí, pero sabes algo, a mí me pareció por un momento que el oso cuando se te acercó al oído, te susurró al oído algo y el amigo le dijo:  efectivamente, el oso me habló y me dijo: no vayas con amigos, que a la primera señal de peligro, te abandonan, eso se llama ¡deslealtad¡

Hermano querido, la verdadera lealtad, afronta riesgos, cuando yo veo que mi amigo se está desviando, es mi responsabilidad mostrarle mi lealtad, aun a precio de herirlo es decir que la relación se rompa; porque cada vez que le dices a un amigo, estás haciendo mal, esto, esto y esto, muchas veces se enoja con nosotros.

Y cuando tenemos una entrevista pastoral me dice: no pastor, yo no le digo nada, porque si no se enoja conmigo. Si este es tu caso, mi hermano, tú eres un desleal con tu amigo.

Pero el Señor te quiere dar una recompensa por esto de la lealtad, quizás hoy te quieres comprometer a decirle, eso que está mal a la persona amada, en amor, como si fueras tu misma.

Mira lo que dice el proverbio 28; el que reprende al hombre, hallará después mayor gracia que el que lisonjea con la lengua.

Eso es lealtad, por encima de intereses de personas, él lo dejó todo porque te ama y aunque sea derramado en libación sobre el sacrificio y servicio de vuestra fe, me gozo y regocijo con todos vosotros, Filipenses 2:17.

Aquí Pablo está usando una figura del Antiguo Testamento, cuando un israelita quería consagrarse a Dios, ofrecía lo que se llama un holocausto, y esto era una imagen de la consagración personal, cuando tú te consagras a Dios, lo dejas todo ¿verdad?.

El holocausto significaba eso, pero a veces el sacerdote, tomaba un poco de vino y lo echaba sobre el animal que estaba ardiendo, eso se llamaba libación.

Que estaba diciendo Pablo, “estoy dispuesto a morir por ustedes “mi lealtad con ustedes es hasta morir. No tengo a nadie más que como él se preocupe de veras por el bienestar de ustedes, pues todos los demás buscan sus propios intereses y no los de Jesucristo, Filipenses 2:20,21.

Timoteo era como Pablo, era su discípulo, Timoteo era un gigante de la fe, él era leal, y el llegó a la lealtad máxima, ¿Cuál era la lealtad máxima?, No es solamente que mi lealtad supere el interés personal, sino que el interés personal comienza a bajar hasta que desaparece, y solo queda el interés de Jesucristo.

Cuando tu vida está ligada en la lealtad en Jesucristo, son los intereses de Jesucristo los que mueven tu vida; yo te pregunto ¿si esos son tus niveles de lealtad? A nivel social, a nivel familiar y a nivel personal.

 

 

SI USTED DESEA CONTACTARNOS, POR FAVOR LLÁMENOS AL (571) 217-2000

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *