EL EVANGELIO EN MARCHA

Cómo ser amigos íntimos verdaderos

Por: Rev. Ricardo Carrillo

PARTE II

DEBEMOS APRENDER A INTIMAR EN LA IGLESIA.

  Hermanos necesitamos intimar con nuestros  hermanos, necesitamos abrirnos, por favor saquémonos las máscaras, que están haciendo mucho daño al cuerpo de Cristo, por favor por las misericordias de nuestro Señor, entendamos el daño que nos estamos haciendo y el daño que le hacemos a la iglesia de Jesucristo.

Seamos sinceros con el Señor, con nosotros mismos y con nuestros hermanos, recuerda que el vínculo que tenemos no es humano, es un vínculo divino, es la sangre de Jesucristo. Debemos anhelar ser conocidos, nuestro corazón debe desearlo, pídeselo al Señor, hermano esta es tu oportunidad, deja que el Señor haga la obra en ti, rompamos con el orgullo, que es un arma de Satanás para alcanzar  nuestra alma.

El nos ha transformado y nos quiere usar para transformar a otras personas con el poder del evangelio, anímate y anima a tu hermano, si no lo hacemos hoy, no lo haremos nunca, no podemos seguir dando vueltas en el desierto, tú sabes para que te llamó Dios, ¿quieres  obedecerlo?

Deja que el amor de Dios rompa tu corazón, que lo haga pedazos, es preferible que lo haga el Señor de Señores, que el enemigo de tu alma lo haga con una desgracia.

Y el Señor dijo: ¿Ocultaré a Abraham lo que voy a hacer, Génesis 18:17. El Señor nunca ocultó a Abraham lo que iba a hacer con Sodoma y Gomorra, Dios  se abrió con Abraham, se dio a conocer tal como era, y por eso Dios lo consideró “amigo de Dios” y él quiere que tu anheles darte a conocer y que te des a conocer tal como eres y que seas amigo de Dios, porque cuando alcanzamos a ser amigos de Dios, llegamos a tener una intimidad con el Señor y él comienza a mostrarnos el propósito por el cual nos llamó.

Cuando somos amigos, compartimos secretos, cuando somos amigos compartimos nuestros planes, nuestras aflicciones. Podemos llegar a ser amigos de Dios; El desea entablar una amistad con nosotros, el quiere intimar con nosotros, a Dios no le gusta una relación superficial, Él se goza cuando sus hijos llegan a ser sus amigos.

 

DIOS ES AMOR Y ES JUSTICIA

Dios actúa con amor, pero también con Justicia, de manera legal, correctamente, porque él ha prometido que estará con nosotros todos los días de nuestra vida, nunca nos abandonará.

Actúo en amor en toda tu vida, soy correcto contigo, pero también soy justo, no voy a permitir el pecado, Dios anhela ser conocido, y se muestra tal como es lo hace a pesar de nosotros. Isaías  1:3

El buey conoce a su dueño y el asno el pesebre de su amo; ¡pero Israel no conoce, mi pueblo no entiende! Isaías 1:3

Si  tú conoces la vida en el interior de  nuestros países, se dice que cuando alguien suelta a su burro en donde esté, el burro regresa a su casa, así  fuera 20  o 30 Km. El burro conoce el camino de regreso no se pierde. Dios dice: quien como el burro, quien como el buey, pero Dios dice: pobre mi pueblo no me conoce, no sabe quién soy, mi pueblo no me entiende, porque no me conoce. El Señor conoce los pensamientos humanos, y sabe que son absurdos Salmos 94:11

A veces con la experiencia de nuestras vidas, decimos: yo he salido en esta vida solo  y muchos como yo han  triunfado solos en la vida, así que yo no necesito a nadie, para que amigos, si con mis enemigos me basta y Dios sabe que son pensamientos absurdos.

Dios no te creó para que vivas aislado, para que vivas solo. Dios quiere que nos desengañemos, que sepamos que sin él nada podemos hacer, El conoce nuestras aflicciones, El conoce nuestro dolor, El sabe nuestras frustraciones y El quiere que confiemos en El, a pesar de cómo somos, Dios anhela intimar con nosotros, pero nos encontramos con las barreras de la intimidad.

 

LAS BARRERAS DE LA INTIMIDAD

Los obstáculos de la intimidad, y nosotros decimos: “…si yo te contara lo que me han hecho, por eso he tomado la decisión de estar solo, que cada uno mantenga su distancia.” Y comenzamos a formar barreras delante de nosotros, como dice Proverbios 20:19 El chismoso traiciona la confianza; no te juntes con la gente que habla de más.

Tal es el hombre que engaña a su amigo, Y dice: Ciertamente lo hice por broma, Proverbios 26:19.

Usted puede decir: si usted supiera los engaños que me han hecho, algunos dicen: yo ya estoy curado de eso y construimos tremendos muros, tremendas barreras, aun entre nosotros mismos, producto del rechazo, producto de las heridas emocionales que hemos recibido ya no confiamos en la gente.

Ya no confío ni en mi hermano, nos hemos desilusionado de las amistades, aun hasta en las situaciones sentimentales. Paralelo a esto, es el tipo de crianza que hemos recibido en donde hemos sido sobreprotegidos. Tal vez hemos sido consentidos, engreídos, etc., etc. Y hemos sido acostumbrados solo a recibir, solo a recibir, nunca a dar.

 

Que es lo que Dios te dice: No te cierres, no tomes decisiones extremas, ¡de ninguna  manera! Cuántos de nosotros desgarramos nuestros corazones, cuando no podemos resolver algunos asuntos, cuando yo estoy dispuesto a decirle a Dios: Señor yo quiero intimar contigo, quiero disfrutar de los beneficios de intimar con mi hermano, ¡Señor rompe estos muros!, allí entonces hemos empezado a recorrer el camino a la intimidad.

 

El CAMINO DE LA INTIMIDAD

Como puedo llegar a tener intimidad, como puedo llegar a tener verdaderos amigos; el hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano:Proverbios 18:24.

El proverbista dice, que si tú quieres tener amigos, ¿qué es lo que tienes que hacer? ¿tienes que esperar que vengan a Ti? ¡No!, nosotros tenemos que seguir el mismo modelo de Dios, porque Dios siempre da el primer paso y este debe ser nuestro modelo, eso es lo que primero tenemos que hacer tú y yo tenemos que dar el primer paso.

Sí, yo debo de orar a mi Padre Celestial, para que él derribe estos muros y entonces yo pueda dar mi primer paso para empezar a intimar. “ Éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros” Juan 15:17.

Interésense los unos a los otros, busquemos el bien del otro, hermanos aquí no tenemos enemigos, tenemos que derribar esas barreras que nosotros mismos hemos levantado. Tu y yo hemos sido llamados a amarnos, a interesarnos en nuestras vida, “Sobre llevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo: Gálatas 6:2.

 

AMARNOS LOS UNOS A LOS OTROS

¿Cuál es la ley de Cristo? amarnos los unos a los otros, porque tú y yo tenemos cargas difíciles de sobrellevar, y no podemos avanzar con estas cargas que afligen nuestras vidas. Quizás hemos perdido el trabajo, tienes una enfermedad, no sabes qué hacer con los hijos, qué hermoso es cuando sobrellevamos las cargas los unos a los otros.

¿Y dónde vas a tener amigos de confianza si no es en la iglesia?, en el cuerpo de Cristo. Con quien vas a intimar, hermano querido debemos aprovechar el tamaño de nuestra iglesia, es el tamaño perfecto para intimar entre nosotros.

Abre tu corazón, anhela darte a conocer a ti mismo, por favor mi hermano, mi hermana, acércate a tu hermano tal como tú eres, con tu corazón en la mano, con ese corazón que está dañado por la vida de desorden que tuvimos, por el mal trato que recibimos de nuestros padres, por tantas heridas en el alma, que el Señor quiere sanar.

Pero quiero decirte mi hermano amado, que tu hermano está para ayudarte,  para sostenerte; con libertad abre tu corazón, date a conocer tal como eres y a pesar de ti mismo y obtendrás la victoria, porque el Señor la obtuvo en la Cruz del calvario, permite que Dios derrumbe esas barreras y comienza a recorrer el camino a la intimidad.

 

SI USTED DESEA CONTACTARNOS, POR FAVOR LLÁMENOS AL (571) 217-2000

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *