INMIGRACION

  Las autoridades migratorias de Estados Unidos reanudaron la recepción de solicitudes de renovación para el programa que protege de la deportación a jóvenes que fueron traídos al país ilegalmente, luego de que una corte ordenara bloquear la decisión del gobierno de acabar con el programa.

Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos dijeron el sábado en su sitio web que la gente que ya había recibido la protección bajo el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés) pueden aplicar para una renovación bajo los términos previos, antes de que el programa fuera rescindido en septiembre.

El anuncio llega después de que un juez de Estados Unidos bloqueara temporalmente el jueves una decisión del presidente Donald Trump de acabar con el DACA este año.

El Congreso está debatiendo si redacta una nueva legislación que concedería estatus legal a estos inmigrantes que fueron traídos al país como niños y siguen siendo ilegales.

El expresidente Barack Obama instauró DACA para proteger a estos inmigrantes indocumentados, conocidos como “soñadores”, de ser deportados.

 

PIDE ANULAR FALLO SOBRE DACA

El Departamento de Justicia de Estados Unidos planea pedir a la Corte Suprema que anule un fallo de California que prohíbe el fin de DACA, el programa de Acción Diferida para Llegada en la Infancia.

El fiscal general Jeff Sessions describió la medida como “poco común” porque la administración Trump está actuando antes de que concluyan los procedimientos legales en una corte de apelaciones en San Francisco.

Sessions explicó su medida diciendo que desafía “la ley y el sentido común” permitir que un juez federal decida el tema de DACA para todo el país.

Anteriormente el presidente Donald Trump criticó a los legisladores demócratas diciendo que su demanda de proteger a los amparados por DACA forzaría a un cierre del gobierno este fin de semana lo que tendría un costo para las fuerzas armadas.

Los demócratas, como el senador Richard Blumenthal, de Connecticut, rechazan la afirmación de Trump. “El presidente ha dicho que puede ser necesario un buen cierre. No hay tal cosa como un buen cierre. Será sobre sus hombros, su responsabilidad, su culpa si hay un cierre, porque los colegas de ambos lados tienen un consenso de que tenemos que proteger a los ‘dreamers’ contra la deportación masiva draconiana. Y existe el núcleo de un compromiso”.

El senador republicano Lindsey Graham de Carolina del Sur dice que el presidente puede ayudar si se comunica mejor con los legisladores. “Señor presidente cierre el trato. Ochenta por ciento de los estadounidenses quieren darles a los jóvenes de DACA una vida mejor y el 80 por ciento de los estadounidenses quieren asegurar la frontera y cambiar un sistema de inmigración que no funciona. Va a requerir que usted, señor presidente, trabaje con republicanos y demócratas para lograr esto. No se va a hacer en Twitter por tuits. Se va a hacer hablando y comprendiendo”.

Muchos demócratas quieren extender DACA para que sea un tema separado del de la construcción del muro, algo a lo que se oponen.

La semana pasada el juez Alsup, falló a favor de un grupo de individuos e instituciones, incluida la Universidad de California, que demandaron al gobierno por buscar bloquear el fin de DACA. El juez dijo que el programa debía permanecer activo hasta que se resolvieran los problemas legales.

 

TRUMP DEFIENDE EL MURO

El presidente Trump refutó los comentarios realizados por su jefe de despacho, John Kelly sobre que había evolucionado su punto de vista sobre el muro en la frontera y aclaró “el muro es el muro, nunca ha cambiado ni evolucionado desde el primer día que lo concebí”.

A través de su cuenta de Twitter, Trump dijo que en algunas partes del muro se podrá ver a través y que jamás planeó construirlo en tramos donde existen barreras naturales, “como montañas, desiertos o ríos bravos o agua”.

Del mismo modo reiteró que el muro “será pagado directa o indirectamente, o mediante un reembolso a más largo plazo por México que tiene un ridículo superávit comercial con Estados Unidos de 71.000 millones de dólares”.

“El muro de $20 millones de dólares es una ‘insignificancia’ comparado con lo que gana México con Estados Unidos”, agregó.

John Kelly hizo los comentarios durante una reunión privada con la bancada hispana del Congreso, según indicaron algunos participantes, y posteriormente realizó afirmaciones similares en el canal Fox News.

Esto ocurre mientras se lleva a cabo un titubeante esfuerzo por concretar un acuerdo que proteja de la deportación a cientos de miles de jóvenes inmigrantes, una iniciativa que la Casa Blanca y los republicanos dicen que respaldarían si va acompañada de estrictas medidas de seguridad en la frontera y otras restricciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *